Política

FSLN y PLC disputan voto campesino


Los campesinos sufrieron las mayores crueldades de la guerra. Vivían siempre en zozobra. Si llegaban los del Ejército, les preguntaban por los contras, y si no daban información los maltrataban y apresaban. Si llegaban los contras, la cosa era peor, porque si se negaban a ofrecer información eran vejados y hasta llevados a engrosar sus filas.
Sin embargo, hubo campesinos que se alzaron en armas, conscientes de lo que estaban haciendo, y mejor ejemplo es el de Encarnación y Tomás Valdivia, tío y sobrino, respectivamente, campesinos jinoteganos, hoy en aceras distintas, pero desconfiados y sinceros en política.
Encarnación Valdivia, un mítico jefe contra, está desilusionado de los últimos gobiernos y se apunta por Eduardo Montealegre, y Tomás Valdivia está del lado de Daniel Ortega. Ellos tienen opiniones distintas, pero un solo hilo conductor: el campesinado como blanco de engaños.
Estudios recientes estiman que 1,746.000 de los 4,124.000 habitantes de Nicaragua (el 42 % de la población) se ubican en las zonas rurales, y el restante 58%, en las zonas urbanas.
Según expertos consultados, en las elecciones del 5 de noviembre podría imponerse un “voto de castigo” en el área rural para los partidos de gobierno. Según las vísperas, quiérase o no, ALN y PLC han tenido responsabilidades en el gobierno actual: uno por tener la bendición del presidente Bolaños y llevar como candidatos a funcionarios actuales; y el PLC, además de su corrupción expresada y comprobada en su líder, por haber llevado al poder al ingeniero Bolaños.
Los dirigentes entrevistados habitan en Jinotega, y representan a uno de los departamentos más golpeados por la guerra, escenario de una tradición política en la que los partidos mayoritarios se han disputado la mejor promesa para ganar votos del campesinado.
Las grandes mentiras alrededor de la carretera alterna entre Matagalpa y Jinotega es el ejemplo más emblemático para ilustrar este asunto.
La única encuesta de simpatías partidarias hacia los candidatos a diputados y presidenciales en Jinotega fue hecha recientemente por la Facultad de Ciencias Jurídicas de la UCA, y en ella el Frente Sandinista se ubica con ventaja del 43% mientras el PLC registra un 22% y un 18% para la Alianza Liberal Nicaragüense.