Política

Batalla será entre el líder y el artista


William Briones

Con el inicio de la campaña electoral surgen muchas inquietudes sobre lo que podremos ver durante los próximos 76 días, así como el tipo de gobierno que merecen los nicaragüenses cuando existe la posibilidad, si nos atenemos a las encuestas, de que la izquierda reasuma el poder.
El sociólogo Freddy Quezada, Subdirector del Centro Interamericano de Estudios Latinoamericanos y Caribeños (Cielac) de la Universidad Politécnica de Nicaragua, Upoli, advierte una contienda confrontativa, y lamenta la falta de mecanismos para obligar el cumplimiento de las promesas electorales una vez que asuman la Presidencia de la República.
El también analista Freddy Quezada piensa que la contienda real será entre “el líder” y “el artista”: Daniel Ortega, por el Frente Sandinista (FSLN), y Carlos Mejía Godoy, del Movimiento Renovador Sandinista (MRS).
¿Cómo aprecia el ambiente en Nicaragua con el inicio de la campaña electoral?
Hay dos maneras de ver el asunto en Nicaragua: exigir programas de gobierno a las cinco opciones políticas, mismos que generan ilusiones, esperanzas para el mañana; y programas de lucha, que nadie propone y que tienen que ver con el problema del agua potable y la energía eléctrica. Van a tener que unir todos esos programas de gobierno de mentira con algunos segmentos de los programas de lucha.
¿Cuál es la diferencia entre un programa de gobierno y un programa de lucha?
Un programa de gobierno es una cosa para mañana, que se elabora en una oficina sin garantía de ser cumplido. Los programas de lucha son para hoy, se hacen en la calle y tampoco hay garantía de que triunfés o salgás derrotado, a menos que te metás a luchar.
¿Qué le gusta y qué le disgusta de los programas de los cinco aspirantes presidenciales?
Ninguno me gusta. Son concebidos por mentes ilustradas. Un programa de gobierno prende de las masas cuando se convierte en religión; es decir, cuando lo presentás facilito, pueden prender en la gente.
Algo complejo, cómo resolver la deuda externa, la crisis energética, el medio ambiente y empleos, podés ilusionar a la gente, presentándoselos de una manera sencilla.
La traducción de un programa complejo, ilustrado a términos sencillos, se hace a través de una promesa, pero no brindás garantía de control para que la gente lo controle.
La única forma de hacerlo cumplir es penalizando su incumplimiento. Si la penalización existe en los contratos, ¿por qué no se puede hacer en política?
¿Cómo visualiza el ambiente de la campaña electoral?
Pienso que confrontativo, pero no sé si polarizado, en el sentido de sandinistas y antisandinistas, porque va a ser a cinco bandas, es decir, será una contienda cargada de epítetos y acusaciones. Así ha estado sucediendo.
Los Cenis con Eduardo Montealegre, orden de captura desde Panamá para Arnoldo Alemán, amenazas de reavivar viejos juicios contra Daniel Ortega. Todo eso es confrontativo. Eso va a seguir elevando la parada todavía más, pero polarizada entre sandinistas y antisandinistas, en términos clásicos quizá no.
¿No se vislumbra una campaña sucia?
Generalmente se reviven temas como el Servicio (Militar Patriótico, SMP), el abastecimiento y la corrupción. Lo sucio existe en todos estos inventos de reavivamiento de viejos juicios, calumnias y esas cosas.
Nos vamos a dar cuenta si van a reactivar los viejos spot en blanco y negro, las filas, Daniel Ortega con aquellos grandes anteojos, es decir, vamos a ver si eso se reedita. A mi juicio, va a ocurrir de parte de los interesados.
Seguramente el FSLN va a reaccionar. No se va a quedar callado. Seguramente ya tienen preparado sus cañones para valorar a los gobiernos neoliberales del 90 a la fecha. Ya deben haber preparado a sus escritores, intelectuales y publicistas.
Imagino que de parte del PLC va a venir el empleo de este tipo de campaña antisandinista basada en spot publicitarios y no creo que Montealegre se quede callado.
La injerencia ha estado presente en todas las elecciones nicaragüenses por parte de la Iglesia, el capital y algunos gobiernos. ¿Piensa que se incrementará en la medida que avance la contienda?
Éstos son los actores ocultos. El gran capital que mencionás son los Pellas, hay que ponerle nombre. Ellos ponen los huevos en todas las canastas. Generalmente reparten sus favores, es posible que una parte esté con el PLC y otra con ALN. No le dan a nadie más. Es probable que sus huevos los hayan repartido en dos canastas.
La embajada estadounidense está totalmente a favor de Montealegre. Seguirán las presiones contra Alemán con para obligar al PLC a aliarse con ALN bajo el término de subordinado.
Por el lado de la Iglesia Católica, me parece que en la jerarquía, sobre todo, es un enigma. Parece que la Iglesia quiere marcar distancia, no pronunciarse a favor de nadie, pero el cardenal Miguel Obando está en claro favor del FSLN. El otro actor oculto es el Ejército, pero de eso no se sabe nada.
¿Podría significar una garantía de que no habrá culebrazos?
Puede ser un culebrazo al revés, que Obando tire algo contra Montealegre, Edmundo Jarquín y Carlos Mejía Godoy. Si la cosa va cambiando, lo puede decir desde algún púlpito, porque creo que sigue oficiando. Sin embargo, no creo que sea de impacto.
En Nicaragua las elecciones han transcurrido tradicionalmente sin hechos de violencia. ¿Hay ambiente para que 2006 no sea la excepción?
En este país, lo menos que puede hacerse es un pronóstico de 48 horas. La situación del mundo se parece a los informes de meteorología. En Nicaragua es peor, son como de 24 horas, después de ese tiempo no se sabe qué puede pasar. No puedo pronosticar nada.
¿Cómo analiza la campaña publicitaria desarrollada a la fecha?
En volumen y caudal, el impacto de la publicidad se la lleva el FSLN, por eso no es raro que esas “encuestitas” que hacen de manera sectorial tengan que ver con esas campañas que tienen saturado al país.
Lo otro es la inteligencia de la campaña. El que lleva una mejor campaña, más inteligente y que ha levantado “como con gata” el favor de la gente, es el MRS. Parece que les ha resultado, primero cuando estaba vivo Herty (Lewites), con aquellos de “la mierda”, y ahora con “el feo”, fuera del último desliz de Edmundo Jarquín con el tema del aborto terapéutico. No debió meterse ahí, pero la campaña más inteligente es la del MRS.
El FSLN los supera a todos solamente por volumen y cantidad, no por inteligencia. La apuesta es si va a ganar la inteligencia sobre el volumen.
En cuanto a las encuestas, ¿hay que darle credibilidad?
Desde le punto de vista científico, nadie puede pronosticar lo que va a pasar, lo que se conoce como teoría dinámica no lineales, después de 48 horas.
Una encuesta es una foto que sirve sólo para el día. Al día siguiente el objetivo se mueve. No me podés tomar esa foto mañana, porque me encontrás de corbata. Esta ropa no me la voy a poner tres días, he cambiado.
Sobre la base de las encuestas, ¿diría que los nicaragüenses piensan brindarle una oportunidad a la izquierda en Nicaragua?
Diría que sí. En términos generales, pienso que el FSLN gana en primera vuelta. En segunda vuelta nunca va a ganar, pero creo que gana siempre que ese techo del 30% pueda conseguirlo entre los jóvenes. No hay otro sitio donde conseguir esos votos, ese es su caudal, y no lo encuentra en otro lado.
¿Las elecciones de noviembre confirmarían que los pueblos tienen los gobiernos que se merecen?
Un pueblo tiene el gobierno que se merece porque no tiene el control sobre él, como controlar al líder. Mi líder me promete, y como logro controlarlo, siempre voy a tener el gobierno que me merezco, porque lo controlo, y el día que me mienta voy a penalizarlo.
¿FSLN y MRS a la final?
El sociólogo Freddy Quezada habla también de las fortalezas y debilidades de los candidatos, y para ello prefiere subdividir en dos grupos a cada uno de ellos: los sandinistas emancipatorios, donde tenemos al MRS, FSLN y Alternativa por el Cambio (AC). Los otros son los liberales: José Rizo, Eduardo Montealegre y José Antonio Alvarado.
En el sandinismo emancipatorio la verdadera lucha está en cómo conseguir el mayor número de votos. En política es como en béisbol o fútbol, gana el que meta más goles o batea más. No hay otra manera, va a ganar el que tenga más votos.
Y agrega: “Dentro del subconjunto del sandinismo emancipatorio, dos apuntan al número: Daniel Ortega, por su liderazgo. El tipo es un líder, caudillo, dictador o autócrata, pero es un líder y tiene un núcleo duro, y un techo que siempre marca y no baja del 30%. Es la gente que cree en el comandante, pero no gana con ese 30%, tiene que subir y buscar una franja de dónde agarrar esos votos.
El otro, en el MRS, es Carlos Mejía Godoy. Vamos a ver en el electorado sandinista una competencia entre la gente que cree en el líder y la gente que cree en el artista.
¿Considera a Carlos Mejía el competidor real del comandante Ortega?
Carlos Mejía es un hombre que tiene la característica de ser el autor del segundo himno de Nicaragua, que está vivo y está metido en política. El arte del MRS estará en traducir es sentimiento de cultura popular, de identidad popular, en votos.
Muchos artistas que se han metido en política han fracasado. Rubén Blades y Palito Ortega, cuando se meten a política pierden, pero la característica de Carlos es que aquellos no son forjadores de identidad popular. La salsa o la baladita de Blades y Palito Ortega le pueden entrar a la gente por un oído y le sale por el otro. No hay traducción en política.
Carlos no es de música fácil, es un hombre que compone para dotar de identidad a una nación. La música que ese hombre compone, de alguna manera dotó al país, el clavo es que esa identidad tiene una identidad revolucionaria. Ese es su clavo.
El arte de los publicitas, de poner feo al hombre, el arte verdadero para que el MRS obtenga un gran favor, es traducir ese sentimiento en votos.
No voy a hablar de Edén Pastora, porque no creo que levante más. Ellos tres: el líder (Ortega), el héroe (Pastora) y el artista (Mejía Godoy), pero de ellos, al héroe lo eclipsa el líder. Si no hubiese un líder, probablemente los votos van donde Pastora, pero el combate que habrá será entre el artista, con una gran proyección popular, y el líder, que ya tiene garantizado sus votos.
¿Y los demás?
Ellos no son artistas ni héroes, además que Montealegre, Rizo y Alvarado, a (Fabricio) Cajina lo dejo aparte, vienen de clase alta. Son tipos de alcurnia, nacidos en cunas de seda, no hablan malas palabras, el clásico político ilustrado, pero de ellos, el que parece tener un liderazgo rápido y fabricado es Montealegre, los otros no tienen el arrastre, capacidad de convocatoria ni el liderazgo de Arnoldo Alemán.
Cada vez que sale Rizo, la gente lanza vivas a Alemán. Es un combate más prosaico, de líderes con líderes, y a mi juicio, quien se va a llevar el favor (del electorado) va a ser Montealegre. Ahí gana no el que tenga mayor liderazgo, sino el que tenga más capacidad e inteligencia para poner a su favor algunos medios de comunicación.
¿Diría que Rizo carga con el estigma de Alemán?
Creo que sí, eso no lo va a dejar, pero además, Rizo es un sublíder, es un segundón. Lo va a ser toda su vida, y no va a tener el arrastre, la capacidad ni el carisma de Alemán.