Política

Muy pocos han recibido su cédula

* Estudio de Ética y Transparencia revela que de las personas que han solicitado su cédula en los últimos meses, sólo el 30 por ciento la ha recibido * Organismo de observación valora las capacidades técnicas del CSE

Sergio Aguirre

Un estudio realizado por el grupo Ética y Transparencia para evaluar el proceso de cedulación desde el cinco de mayo al tres de agosto de 2006 revela que luego de 90 días, desde que se hizo la solicitud de cédula, más del 60 por ciento aún no la tiene, aseguró el presidente de ese organismo de observación electoral, Pablo Ayón.
De acuerdo a la muestra de 537 personas de todos los departamentos del país que aplicaron por su cédula la primera semana de mayo de 2006 y recibieron su colilla de trámite, solamente 200 tienen su documento de votación, es decir, un 37 por ciento.
Ayón señaló que éste es un problema grave que sólo puede resolverse con medidas urgentes y por encima de las normales.
El presidente de Ética y Transparencia recomendó al CSE presentar a la brevedad posible un plan para procesar las más de 140 mil cédulas que admite tener en trámites, cuyo período para elaborarlas expira el seis de septiembre.
Luego el gran reto será entregar, a más tardar el seis de septiembre, los casi 400 mil documentos de votación que aún no llegan a las manos de sus respectivos solicitantes, “situación que amenaza el derecho de elegir y la calidad del proceso electoral”, subrayó.
Un día antes, Ética y Transparencia valoró que la ampliación del plazo para realizar el trámite de cedulación, más que abonar al proceso causó retraso en el calendario electoral, lo que podría generar fallas al momento de los comicios de noviembre próximo.
“Estamos viendo que la ampliación por la cual se alteró el calendario electoral muestra mucho menos de las 20 mil nuevas solicitudes, sin embargo, eso redujo de 30 a 15 días el período entre la última solicitud y el último día para producir el documento”, dijo el director ejecutivo de ese organismo, Roberto Courtney.
Courtney abogó porque el proceso de votación sea bueno, porque lo peor que podría suceder es que haya una elección con resultados estrechos y que además su proceso haya sido de mala calidad. “Todos sabemos que el CSE tiene problemas políticos profundos, tiene un problema de partidismo que lo puede afectar, pero también es cierto que cuenta con un personal con capacidad técnico-operativa, demostrada en los últimos años, capaz de montar votaciones ejemplares, como las del Caribe, y eso ayuda a procesar cualquier problema político que se pudiera presentar”, enfatizó.