Política

Gobierno aparece con soluciones mágicas

* Bancada sandinista rechaza desembolso de 9 millones de dólares para otorgárselos a Unión Fenosa * Director de ENEL promete reducir apagones drásticamente

Esteban Solís

A partir de las diez de la noche de ayer miércoles los racionamientos de energía eléctrica podrían reducirse de ocho a dos o tres horas diarias porque subió considerablemente el nivel del lago de Apanás, que abastece a las plantas Centroamérica y Santa Bárbara y porque entró a funcionar la planta Managua número tres, que se había disparado el pasado sábado, declaró ayer a EL NUEVO DIARIO el presidente de ENEL, Frank Kelly.
La extraña explicación del funcionario consigna que en total se incrementará la generación de energía en 65 megavatios, aunque todavía hay un déficit de unos 40 megas.
Aclaró que si no hay problemas, sobre todo en la planta Managua, hoy jueves los racionamientos se reducirán drásticamente hasta un máximo de tres horas. Antes el presidente Enrique Bolaños instó a los diputados, que están de vacaciones, a que trabajen una “fajina” más (extra) para aprobar los nueve millones de dólares a Unión Fenosa.
Bolaños lamentó que los diputados no sesionarán mañana viernes porque no hubo quórum entre los miembros de la mesa directiva parlamentaria, pues de siete legisladores, solamente llegaron tres. La cita ha sido trasladada para el próximo martes.
Horas después, la bancada sandinista expresó su desacuerdo con que el gobierno aporte del erario nueve millones dólares a Unión Fenosa, ya que, según ellos, no resuelve el problema de los apagones, solamente ayudaría a pagar la deuda que tiene la empresa española con los generadores de energía, por lo que proponen un impuesto especial sobre las ganancias de las empresas petroleras.
Sandinistas se oponen
a desembolso
El coordinador de la bancada rojinegra, Edwin Castro, en comparecencia con otros diputados del FSLN, sostuvo que la creciente, intolerable y a veces injustificada crisis energética que se manifiesta en los cortes, racionamientos y apagones del servicio de energía eléctrica, cuya principal víctima es la población nicaragüense, es responsabilidad absoluta del gobierno de Enrique Bolaños, quien evidencia no tener ningún respeto por la vida de las y los nicaragüenses.
“Tampoco --agregó-- tienen respeto por ese principio básico e universal aquellos que piensan únicamente en obtener ganancias, no importándoles el deterioro en la calidad de vida de las mujeres, niños, jóvenes y adultos mayores, quienes sufren las consecuencias de la ineptitud en la prestación de servicios en los barrios, comarcas y centros poblacionales, a la cual están obligados, aunque a la hora de cobrar sí pueden demostrar elevada eficacia”.
También exigieron a INE, ente regulador, mayor beligerancia en la defensa de la población nicaragüense y que tome acciones inmediatas concretas que suspendan de una vez por todas el inmisericorde corte de energía y la consecuente escasez de agua potable en que está sumido el pueblo de Nicaragua.
ENEL también
presiona a Fenosa
El director de ENEL, señor Frank Kelly, llamó a Unión Fenosa para que cumpla con su obligación de comprar en el mercado regional toda la capacidad disponible de energía y cerrar la brecha del déficit.
“Es obligación de Unión Fenosa comprar toda la energía disponible”, reiteró Kelly, quien aclaró que será difícil adquirir energía en Guatemala porque se le cayeron 200 megas, que es una cantidad considerable; sin embargo, le dio el beneficio de la duda a Costa Rica, que ha dicho que enfrenta problemas técnicos.
El presidente de ENEL dijo que la planta las brisas incrementará de diez a 14 horas diarias la generación de energía. Una vez más Kelly instó a Fenosa a que cumpla con sus pagos, porque la planta de las brisas requiere diesel y la planta Managua tres utiliza búnker.
Informó que las plantas hidroeléctricas incrementaron su potencial desde ayer en horas de la tarde, mientras que la térmica de Managua, lo hará a partir de las diez de la noche.