Política

“Si son inocentes que se entreguen voluntariamente”

* “Alemán no es sólo un delincuente en Nicaragua, sino que probablemente a nivel internacional”, dijo el diplomático * Presidente de Comisión de Probidad es desvisado, recordó el embajador

Sergio Aguirre

Un día después de que María Fernanda Flores acusara al gobierno de Estados Unidos de perseguir a su esposo y resto de su familia, el embajador norteamericano en el país, Paul Trivelli, señaló que si se sienten víctimas y son inocentes, que se entreguen voluntariamente a las autoridades de Panamá y comprueben que no le robaron al Estado de Nicaragua.
“Siempre ha sido una costumbre de la señora María Fernanda (Flores) ponerse ella y su familia como víctimas en este asunto, pero la víctima real de toda esta tragedia es el pueblo nicaragüense que fue robado en millonadas de dólares. Si ella y toda su familia están tan convencidas de que son inocentes, y se sienten víctimas, que se entreguen voluntariamente a las autoridades de Panamá y demuestren que no le robaron al Estado de Nicaragua”, enfatizó.
Agregó que no pueden estar escondiéndose todo el tiempo bajo el escudo de la no extradición, “es decir, yo creo que toda esa actitud es una evidencia más de la delincuencia de Arnoldo Alemán, su familia y la cúpula del PLC, por lo que este partido debe examinar el carácter de su máximo líder, quien no es sólo un delincuente en Nicaragua, sino que probablemente a nivel internacional”, subrayó.
Descalifica a Lacayo por desvisado
En torno al caso de los Cenis y los señalamientos que se le hacen al candidato a la Presidencia de la República por ALN, Eduardo Montealegre, expresó que este tema ha sido políticamente utilizado de una “manera espantosa”, incluso recordó que el presidente de la Comisión de Probidad de la Asamblea Nacional, Donald Lacayo, es un desvisado.
“Yo estoy de acuerdo conque se haga una investigación en el caso de los Cenis, pero ésta debe ser objetiva y no politizada. Utilizar este tema como campaña para desprestigiar a un candidato, no vale”, afirmó.
Diez años de Ética y Transparencia
Como un incentivo a sus diez años de labor ininterrumpidos, el Grupo Cívico Ética y Transparencia recibió ayer del Grupo Transparencia de Perú, la Presidencia del Acuerdo de Lima, organismo que aglutina a 18 organizaciones de la sociedad civil.
El Acuerdo de Lima es una Red de Movimientos Cívicos en América Latina y el Caribe que se constituyó en 2000, con el propósito de promover la participación ciudadana en los asuntos públicos y realizar misiones conjuntas de observación electoral de acuerdo con los estándares internacionales sobre esta materia.
El Acuerdo de Lima ha organizado misiones conjuntas de observación electoral en El Salvador, Nicaragua, México, Perú, República Dominicana y Venezuela. Ahora, con la Transferencia de la Presidencia del Acuerdo de Lima a Nicaragua, se le concede a este país coordinar y ser el activo anfitrión de estas 18 organizaciones cívicas.
Durante el acto, Ética y Transparencia entregó un reconocimiento al embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Paul Trivelli.