Política

Víctor Guerrero reza por reformas

* No está de acuerdo con referendo que propone su propia bancada PLC

Esteban Solís

Víctor Guerrero parece aferrado a la posibilidad de que no haya referendo ni derogación de las reformas constitucionales que, entre otras cosas, crearon la Superintendencia de Servicios Públicos (Sisep), cartera que asumió por un breve período, antes de que por un acuerdo político fuesen congeladas hasta enero de 2007.
Guerrero no pasa por alto que fue su propia bancada, la del PLC, la que pidió un referendo para que la ciudadanía diga si quiere o no esas reformas constitucionales, sin embargo, afirma que si existe esa posibilidad, en lo personal acatará lo que el pueblo diga.
Incluso, dice que si la respuesta es en contra de esas enmiendas constitucionales, seguro que va para la “fuerza aérea” o sea, que quedaría en el aire, porque su partido no lo incluyó de nuevo en la lista de diputados.
Tiene esperanzas
El legislador liberal deposita sus esperanzas de que las reformas se apliquen definitivamente en enero de 2007, con un nuevo gobierno. Faltan 86 días para los comicios nacionales, cuando también se haría el referendo, y en tan poco tiempo habría que divulgar tal situación, para hacer la consulta popular, porque hay personas que no saben qué es un referendo.
Añade que el Ministerio de Hacienda y Crédito Público ha dicho que no tienen fondos para emitir más boletas que se sumarían a las 19 millones de papeletas para las presidenciales.
Otros elementos que considera a su favor es que el titular del Consejo Supremo Electoral (CSE) ha manifestado que el tiempo es muy limitado, y, por otro lado, recuerda que para derogar las reformas y en consecuencia la desaparición de la Sisep, se requieren dos legislaciones y una votación calificada, o sea, 56 votos como mínimo.
“Yo me uno al referendo, si sale favorable me quedo y si sale no, pues me quedo en la ‘fuerza aérea’, en el aire”, dijo con sarcasmo el diputado del PLC.