Política

“Evitar más reformas en 25 años”


Sergio Aguirre

El ex presidente de la Asamblea Nacional, Luis Humberto Guzmán, señaló que se trató de una precipitación y una actitud arrebatada por parte del PLC y el FSLN, aprobarle facultades a la Asamblea Nacional para intervenir en la confirmación de nombramientos de ministros.
En los otros aspectos, manifestó que estas reformas no fueron urgentes e indispensables, pero tampoco necesariamente negativas, y con ello se refiere a la capacidad del Parlamento para destituir ministros, en caso de que se establecieran con claridad las causales en la Constitución o el tema del veto del Presidente de la República.
“Aquí toda la atención se centró en el tema de la confirmación de los ministros y no se prestó atención en que se fortalecía la capacidad del Presidente de la República para ejercer el veto, pero bueno, creo que fue una actitud precipitada y que ahora se busca la enmienda a dichas reformas por dos caminos”, indicó Guzmán.
Guzmán no es partidario de seguir en el manoseo de la Constitución, agregando que si por él fuera, si algo se debe hacer con la Carta Magna de la nación es aprobarle un artículo nuevo estableciendo que es irreformable en los próximos 25 años.
No quieren manos atadas
El también ex presidente Cairo Manuel López interpreta que en el momento en que fueron sancionadas las reformas por las bancadas del FSLN y el PLC, fue para tratar de ejercer presión sobre el Presidente de la República.
Pero por otro lado, apuntó, en ese momento se justificaba en cuanto a que ambos partidos políticos mantenían su luna de miel, lo que les aseguraba una futura participación, en caso de que ganara cualquiera de los dos actores, en las negociaciones de un futuro gabinete.
“Una vez pasado el efecto y dada la resistencia que diversos sectores de la sociedad civil ofrecieron, estas reformas, al parecer, les resultan enojosas en estos momentos para los distintos candidatos y partidos políticos, quienes según todos, juzgan o creen ganar las próximas elecciones y están pensando más bien en que un futuro Presidente de la República no tenga atadas las manos”, señaló.
López explicó que hay un intento de enarbolar una bandera política en el país y justificarse así frente a la población, pero sostuvo que en parte también se debe a las grandes posibilidades que se atribuyen los candidatos y sus partidos de ganar elecciones.
“Ninguno de los partidos políticos, incluyendo al FSLN quisiera tener a un Presidente de la República compartiendo con una Asamblea Nacional, que el próximo año tendrá, creo yo, otra composición”, destacó.