Política

Propuesta sandinista de derogar reformas es rechazada

La diputada María Eugenia Sequeiro dijo que se oponen a esa propuesta de los sandinistas por ser un engaño.

Cuatro partidos políticos rechazan la propuesta sandinista de derogar las reformas constitucionales que restan facultades al Ejecutivo y causaron en 2005 una crisis política, dijeron hoy fuentes políticas.
Los colectivos opuestos a la iniciativa sandinista son el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), Alternativa por el Cambio (AC) y la alianza Movimiento Renovador Sandinista (MRS).
La diputada María Eugenia Sequeira, de ALN, dijo que se oponen a esa propuesta, presentada por los sandinistas el 4 de agosto pasado, por ser un "engaño".
"La iniciativa de los sandinistas requiere ser aprobada en dos períodos legislativos: En uno puede ser aprobada y en el otro rechazada, por lo tanto es un engaño al pueblo nicaragüense", dijo la parlamentaria, en rueda de prensa.
Según Sequeira, los sandinistas pondrían sus 38 votos a favor de derogar las reformas en este período legislativo, pero si no ganan los comicios de noviembre próximo se opondrían a ratificar la derogación de esas enmiendas en la siguiente legislatura.
La propuesta de derogar las reformas constitucionales tiene que ser aprobada por mayoría calificada -56 de los 91 diputados que forman el Parlamento-, para lo cual se requieren de los votos sandinistas en las dos legislaturas.
El candidato liberal a la vicepresidencia, José Antonio Alvarado, reafirmó hoy que su partido se opone a la propuesta de los sandinistas e insistió en que prefiere impulsar un referendo para que los ciudadanos decidan sobre las reformas.
El ex guerrillero Edén Pastora, "Comandante Cero", candidato por AC, dio a conocer el pasado 6 de agosto su oposición a la derogación de esas reformas y se pronunció a favor del referendo.
El candidato sandinista disidente, Edmundo Jarquín, también rechazó hoy la propuesta sandinista y anunció su disposición de apoyar y financiar un referendo sobre las reformas constitucionales.
Esas reformas, "congeladas" hasta el 20 de enero de 2007 mediante una "ley marco" que avalaron la OEA y el Ejecutivo en medio de una crisis que duró 11 meses, fue aprobada por liberales y sandinistas entre 2004 y 2005.
Las reformas, que entrarán en vigor diez días después de que asuma el nuevo Gobierno electo en los comicios de noviembre, restan poder al Ejecutivo en la gestión de los servicios de agua, energía y telecomunicaciones.
También reducen facultades al Ejecutivo en el nombramiento de los ministros, embajadores y directores de entes autónomos, al tener que ser ratificados por el Legislativo.
El candidato sandinista, Daniel Ortega, encabeza la intención de voto para las elecciones generales del 5 de noviembre próximo, según las encuestas.
Los liberales proponen celebrar un referendo durante los comicios para que los votantes decidan si están de acuerdo o no con los cambios a la Constitución.