Política

CSE pretende ordenar facultades de fiscales


Ary Pantoja

Los fiscales de los partidos políticos y alianzas participantes en la contienda electoral no podrán “impedir ni obstaculizar el proceso que se encuentren fiscalizando”, tampoco podrán “intimidar, irrespetar, ni amenazar, ni ofender o agredir física o verbalmente a los funcionarios y autoridades del Poder Electoral o fiscales de otros partidos políticos”.
Estas disposiciones están contenidas en el artículo seis referido a los “deberes”, de la Normativa de Fiscales y Representantes Legales de las organizaciones políticas participantes en el actual proceso electoral que el CSE no terminó de discutir y aprobar en la sesión del pasado jueves.
El acápite e) de este artículo también se establece que los fiscales deberán “ajustarse a las normas de control y disciplina que se establezcan en las áreas asignadas”; sin embargo, esas “normas de control y disciplina” no se definen en la misma normativa.
Varios tipos de fiscales
De acuerdo al documento, el fiscal “es un miembro de la organización política participante en el proceso electoral, correspondiéndole la tutela y defensa de los intereses de la misma en todo el proceso electoral”.
Esta tutela y defensa están limitadas –-conforme a la normativa-- por la especialidad del fiscal o de acuerdo a la instancia donde se encuentra acreditado. Así, el CSE establece varios tipos de fiscales, entre ellos, fiscal de la Junta Receptora de Votos (JRV), de Cedulación, del Centro de Cómputos, de Fabricación de Boletas y Fiscal de Ruta.
Entre las facultades que tiene el fiscal, con base en el acápite c), del artículo cinco de la Normativa, puede “denunciar ante la autoridad superior inmediata cualquier irregularidad, arbitrariedad y violación a la Ley Electoral y resoluciones del Consejo Supremo Electoral, y las normas del proceso que está fiscalizando”.