Política

Bolaños deja con candado los mil setecientos millones

* Llama a votar por un gobierno que no retroceda

Esteban Solís

EL RAMA
Difícilmente los próximos gobernantes harán muchas travesuras con los recursos del Estado, porque algunas leyes ya en aplicación los tendrán “enrejaditos”, dijo ayer en este municipio del Caribe Sur el Presidente de la República, Enrique Bolaños.
El mandatario manifestó que con dificultad el gobierno entrante podrá hacer “charanga” con el Presupuesto General de la República. En ese sentido dijo que hay algunas leyes, como la 550, denominada “Ley de Administración Financiera”, que establecen que no se puede hacer ningún cheque que no esté en el Presupuesto.
“No se pueden hacer gastos discrecionales porque no están definidos en el Presupuesto”, dijo por su parte el portavoz presidencial, Lindolfo Monjarretz, tras indicar que hay otra legislación, la de Endeudamiento Público, que pone otro candado porque define el tipo de endeudamiento y que fundamentalmente es concesional.
“Con estas legislaciones no es así nomás tocar el Presupuesto, como la Ley 550, que no permite hacer un cheque si no está en el Presupuesto, tampoco montos a otras cuentas escondidas; pueden hacerlo, pero ya sería un poco burdo y violatorio”, añadió Bolaños.
Inaugura dragado de bahía
El presidente hizo estos comentarios durante una visita a El Rama, en el Caribe Sur, donde inauguró, en compañía del titular de la Empresa Portuaria, Alejandro Fiallos, y miembros de su gabinete de gobierno, el dragado de la Bahía de Bluefields-Río Escondido, para que atraquen por primera vez en la historia de este puerto barcos de hasta cuatro mil toneladas y con capacidad para transportar 400 contenedores.
El jefe de Estado volvió a hacer uso de la expresión “ojo billar”, a propósito de la cercanía de las elecciones generales. “Andan ahí cinco candidatos, ojo billar por quién votamos y cuidado vamos a tener un gobierno que ponga retroceso a los avances que hemos logrado”.
De todos modos, “al que venga lo tenemos bastante encerradito, enrejadito, para que no pueda hacer muchas travesuras, aunque sería lamentable que en vez de acelerar más esta economía que estaba estancada, le ponga neutro o retroceso, y ahí se acaba. “Ojo billar, que todo esto debe seguir hacia adelante y no hacia atrás”.