Política

“Yo respondo por mis 420 mil, solamente”

* “Yo no soy vago”, le responde a Tomás Borge

El presidente de la Asamblea Nacional, Eduardo Gómez, deslindó ayer responsabilidad institucional en la rendición de cuentas de los 420 mil córdobas que anualmente percibe cada uno de los 91 diputados para financiar becas estudiantiles y proyectos sociales, por cuanto estima que es un compromiso individual de sus colegas.
Contradictoriamente, Gómez señaló que es la Junta Directiva la que tiene que responder por esos recursos, sin embargo no se aventuró a señalar que estén siendo utilizados por los legisladores para financiar la campaña electoral de sus partidos.
“Yo soy una persona de siete directivos, el hecho de ser presidente, es presidir, no es el que manda más. Esa es una actitud individual en todo caso. Yo soy responsable de lo mío. Eso está auditado, avalado y extendido mi finiquito por el auditor interno, y lo mismo por la Contraloría”, dijo Gómez, quien presentó cuatro legajos conteniendo la rendición de cuentas en el uso de los recursos que personalmente recibió.
Gómez rechazó los señalamientos formulados por el diputado sandinista Tomás Borge, quien le atribuyó la inoperancia en el funcionamiento.
“Después de cuatro años y medio de trabajo sólo unas dos veces he fallado a mi trabajo porque fui diagnosticado con una enfermedad, y voy a viajar a Estados Unidos a hacerme un chequeo, pero no es por vagancia a como lo aduce el comandante Borge. Está faltando al respeto al presidente de la Asamblea Nacional al decir cosas que no son ciertas, y lo puedo probar revisando la asistencia”, replicó.
Gómez a cabildear a Costa Rica
El titular del Parlamento reiteró que su autoridad y la del resto de directivos fue burlada por el ex secretario ejecutivo Bayardo Selva, quien a sus espaldas efectuó contratación de personal con la venia de algunas partidos políticos que no quiso identificar.
Gómez, que ayer viajó a Costa Rica para cabildear sobre la prórroga a la Ley Migratoria que afecta a nuestros compatriotas radicados en aquel país, remitió a la Comisión de Justicia la iniciativa de referéndum presentada por la bancada liberal, a fin de consultar a la ciudadanía acerca de la aplicación de las reformas constitucionales suspensas por la “Ley Marco” hasta el 20 de enero de 2007.
René Núñez, Primer Vicepresidente parlamentario, opinó que hay temas más importantes que el referéndum, entre los que mencionó la energía, telecomunicaciones, medio ambiente y las concesiones mineras.