Política

CSE admite señalamientos de la OEA

* Presidente del CSE lamenta que el “Informe Fernández” no reconoció los esfuerzos que ha hecho el Consejo

Ary Pantoja

El presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, aceptó los señalamientos sobre deficiencias en el proceso electoral que hizo el jefe de la misión de observadores electorales de la Organización de Estados Americanos (OEA), Gustavo Fernández, en un informe preliminar ante el Consejo Permanente del organismo regional en Washington.
“El informe se ajusta a los hechos nuestros. Únicamente, yo lo hubiera redactado en positivo, en vez de redactarlo en negativo”, expresó Rivas, tras concordar con todos los señalamientos hechos por Fernández.
Entre las anomalías del proceso electoral, Fernández señaló un conflicto de poderes, la conformación partidaria de los órganos electorales, una Ley Electoral con imprecisiones, un padrón electoral con deficiencias, un proceso de cedulación inapropiado y lento, además de limitaciones operativas y logísticas, y una tradición política polarizada y confrontativa.
Lo que le faltó al informe
Rivas dijo que hubiera preferido que el “Informe Fernández” incluyera “los esfuerzos que el CSE ha hecho, por ejemplo, con el proceso de verificación ciudadana, con una asistencia de un millón 500 mil nicaragüenses, que es bastante, tampoco se dijo que hay una facilidad de un número telefónico donde tenemos entre siete mil y ocho mil consultas semanales sobre la cedulación”.
Aceptarán reforma pero...
Rivas dijo que si la Asamblea Nacional decide ampliar el plazo de solicitud de cédula de identidad, “debe hacerlo correctamente”, es decir, a través de una reforma a la Ley Electoral y no a través de una enmienda a la Ley de Identificación Ciudadana.
Agregó que el CSE acatará lo que decida el Parlamento en torno a la ampliación del plazo de cedulación siempre y cuando los partidos políticos se comprometan pública y expresamente a no utilizar esa reforma como una causal para pedir la anulación del proceso electoral, “si es que se trastocan otros tiempos contemplados en el calendario electoral”.
Rivas calificó de grave la pretensión de ampliar el plazo de solicitud de la cédula, pero reiteró que si los diputados lo prueban, el CSE lo aceptará. Agregó que la reforma obligatoriamente afectará el resto del calendario electoral.
“El mismo secretario general de la OEA (José Miguel Insulza) dijo algo que es muy cierto; si se amplía el plazo para que la gente se cedule, esto va en detrimento de la pureza del padrón electoral, y esto tiene sentido porque están íntimamente ligados en tanto el padrón nuestro se compone en base a las solicitudes de cédulas”, enfatizó.
Ampliar plazo significa costo adicional
Rivas dijo que una ampliación del plazo para cedular significará un costo adicional a las elecciones de entre 15 y 17 millones de córdobas, que --según Rivas-- deberá salir obligatoriamente de una reforma presupuestaria.
Rafael Solís no ve problemas
Luis Alemán
El magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Rafael Solís, negó que la aprobación de la “Ley marquito”, tenga un efecto negativo sobre la elaboración del padrón electoral.
“No creo que haya problemas, el problema está que se había calculado que 90 días antes debía estar listo todo lo de la cedulación”, aseguró Solís, para quien si hubo atraso fue porque la gente deja a última hora las cosas.
“Si hay consenso de las bancadas lo más seguro es que lo van a hacer así, al Consejo no le quedará más que acatar esa decisión”, afirmó.