Política

Obispo Leopoldo Brenes: “No jueguen con el santo”

* Recomienda no causar heridas en la campaña * Llama a “no ofrecer el puente si no hay río”

Consuelo Sandoval

El arzobispo de Managua, Monseñor Leopoldo Brenes, censuró la instrumentalización de las fiestas patronales que realizan los dirigentes y candidatos de los partidos políticos, quienes asisten a esas celebraciones con claras intenciones de hacer proselitismo para proyectarse ante los potenciales electores.
“Es bien difícil controlar quién asiste a las fiestas patronales, no podemos decirles que no vayan. Pero la Conferencia Episcopal ha hablado de que se respeten los sentimientos religiosos de nuestra gente. Yo suplicaría que se presenten a las fiestas, pero que se trate de evitar toda instrumentalización política, que se respete la fe de los católicos”, exhortó el prelado.
No obstante, consideró que los nicaragüenses están claros de la decisión que tomarán en las elecciones nacionales y que no será la presencia de determinado candidato en las festividades que hará cambiar cuando acudan a las urnas a depositar su voto, el próximo 5 de noviembre.
Arzobispo confía en campaña de altura
Brenes confía en que la campaña electoral sea de altura y que el día de las elecciones se convertirá en “una fiesta cívica”, en donde los electores puedan discernir sobre a quién escogerá para que gobierne el país durante el próximo quinquenio.
“Esperemos que podamos realizar una elección en paz y que la campaña electoral sea de altura, en la cual el vocabulario y las frases hirientes desaparezcan de nuestros candidatos, es responsabilidad de todos aquellos que están proponiéndose para se elegidos que no dejen una herencia de heridas entre la población que luego es muy difícil de curar”, instó el religioso.
Ofertas deben ser realistas
Monseñor Brenes informó que propuso a la Conferencia Episcopal, previo a los comicios, que celebre una eucaristía a la que asistan todos los candidatos presidenciales a fin de “pedir las luces del divino espíritu previo al cinco de noviembre, como también después dar gracias al Señor por la persona que salga elegida”.
El líder espiritual se manifestó a favor de que los candidatos presidenciales propongan programas de gobierno que sean acordes a la realidad nacional para que puedan ser realizables, y de esa forma cumplir con sus promesas de campaña.
“Sería interesante que presenten proyectos realizables y viables, recuerdo aquel chiste del candidato que llegó a prometer un puente y su asesor le dijo: Aquí en esta comunidad no hay río, y el candidato le respondió: No hay problema hacemos el río”, ilustró su eminencia.