Política

Aspirantes desairan a afectados por Sida

* Acudieron al llamado un presidencial, un vicepresidencial, dos partidos enviaron delegados y uno de ellos ni siquiera llegó

William Briones

Ciudadanos afectados con el virus del VIH-Sida y organizaciones dedicadas a mitigar este mal en Nicaragua resintieron ayer la ausencia de tres de los cinco candidatos presidenciales en un foro en el que esperaban obtener compromisos concretos de los aspirantes.
Solamente acudieron Edén Pastora, candidato presidencial de Alternativa por el Cambio (AC), y Carlos Mejía Godoy, candidato a la Vicepresidencia por el Movimiento Renovador Sandinista (MRS). De la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) asistió la candidata a diputada Jamileth Bonilla, y por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) Ivania Toruño. El gran ausente fue el Frente Sandinista (FSLN), que ni siquiera envió a un delegado.
Débora Comino, representante de Unicef en Nicaragua, informó que desde que se descubrió el Sida en Nicaragua ha muerto el 30 por ciento de sus portadores. Dijo que de acuerdo al reporte del Ministerio de Salud (Minsa) ha incrementado en un cincuenta por ciento en la juventud nicaragüense; la mayoría ocurre por transmisión sexual.
Destacó la importancia de que los aspirantes presidenciales conozcan estas cifras, porque el combate de esta pandemia requiere de educación e información, para proteger a los portadores.
Pobreza es aliada de la pandemia
Comentó que la pobreza eleva los riesgos para contraer este mal, adicional a ello provoca exclusión social, por lo que debe ser considerado en los planes de gobierno de los candidatos.
Arly Cano, Presidenta de la asociación de personas que conviven con ese mal, dijo sentirse frustrada por el desinterés de los aspirantes presidenciales que no acudieron al foro, y advirtió que esperarán que a más tardar a finales de agosto puedan encontrarse y suscriban un compromiso con ellos.
Consideró que de persistir ese presunto desinterés, la sociedad civil y personas que conviven con el VIH “nos vamos a pronunciar por esa falta de interés y de cumplimiento con las Metas del Milenio”, sentenció.
Los portadores del VIH y organizaciones que luchan contra el Sida pretendían que los candidatos presidenciales suscribieran una declaración de seis puntos, en la que destacan: reducir la vulnerabilidad de la niñez, adolescentes y mujeres al VIH; asignar recursos adecuados en el Presupuesto de la República para acelerar la respuesta nacional al VIH; además de garantizar el acceso universal a servicios de prevención, tratamiento, atención y apoyo relacionado a esa pandemia.