Política

Presidenciales deberán pagar su custodia

* A partir del 19 de agosto la Policía Nacional reforzará la seguridad de candidatos con sesenta agentes

Ary Pantoja

Al celebrarse ayer el 27 aniversario de fundación de la Dirección de Seguridad Personal de la Policía Nacional, esta dependencia carece de recursos financieros para desempeñar su labor con eficacia, por lo que los candidatos a presidente y vicepresidente participantes en la actual contienda electoral deberán asumir los gastos de protección física hacia su persona.
Durante un acto en la Presidencia de la República, el jefe de Seguridad Personal, comisionado mayor Jairo Alonso, anunció el reforzamiento de la seguridad a diferentes personajes con 60 nuevos agentes, sin embargo reconoció que sólo asignarán el personal y la técnica estrictamente necesaria para custodiar a los diez candidatos a presidente y vicepresidente a partir del próximo 19 de agosto, fecha en que inicia oficialmente la campaña electoral.
Quisieron desaparecer especialidad
El jefe policial dijo que en los años 90 –-durante el gobierno de Violeta Barrios de Chamorro-- hubo intentos por hacer desaparecer la Dirección de Seguridad Personal, al punto que en esa época el gobierno de turno contrató a más de 100 agentes de seguridad personal venezolanos.
“En el transcurso de estos 27 años Seguridad Personal ha vivido momentos difíciles, denominado por algunos como crisis de existencialismo o de identidad, pero independientemente de eso, unos y otros han puesto en riesgo la continuidad de la especialidad”.
Sólo “Sanvaya”, nada de “Sanvenga”
Además de destacar la labor realizada desde su fundación, hace 27 años, el presidente Enrique Bolaños expresó que la Dirección de Seguridad Personal “tiene que trabajar como un organismo de inteligencia y producir la información interna y externa que requiere el Estado para prevenir y reprimir actos que perturben la seguridad o amenacen la integridad del régimen constitucional”.
Pese a destacar los niveles de profesionalismo alcanzados por la especialidad y al reiterado clamor de dificultades financieras por parte del comisionado mayor Alonso, el mandatario nicaragüense no mencionó en su discurso la disposición de más presupuesto para que la Dirección de Seguridad Personal supere las dificultades económicas que enfrenta.