Política

Exoneración turística a todos

* Ley de Incentivos Turísticos beneficiará a pequeños y medianos empresarios del rubro

Edgard Barberena

Con 72 votos a favor y ninguno en contra, la Asamblea Nacional rechazó ayer el veto parcial que el presidente Enrique Bolaños le había aplicado a unas reformas que el Legislativo le aplicó a la Ley de Incentivos Turísticos para beneficiar a los pequeños empresarios de ese sector conocidos como Pymes.
Gerardo Miranda, diputado de la Comisión de Turismo, misma que elaboró el dictamen, dijo que en la Ley No. 306 existían beneficios sólo para los grandes empresarios del sector turístico, “por eso, el edificio de los Pellas se ubicó con esa ley como una inversión turística, donde se le exoneraron más de tres millones de dólares en concepto de impuestos”, recordó.
La Ley de Incentivos Turísticos se aprobó en junio de 1999, ella beneficiaba a grandes empresarios que llegaran a invertir en el turismo y sólo benefició a los grandotes, “por lo que ahora por qué no se va a beneficiar a los pequeños empresarios de la industria turística”, se preguntó el legislador.
“Nosotros preocupados por esa situación y especialmente de las cámaras de turismo que representan a los pequeños (empresarios), hicimos una reforma a la Ley 306 para beneficiar a la inmensidad de pequeños empresarios, y esto es lo que había vetado Bolaños”, dijo.
Diez años de gracia
Nasser Silvany, también diputado de la Comisión de Turismo, explicó que con las reformas que la AN le había puesto a la ley (lo que quería Bolaños eliminar) es que la pequeña industria turística durante un plazo de 10 años no pagara los impuestos del IBI, IR y exoneraciones sobre la introducción de ciertos materiales que se necesitan para la infraestructura turística.