Política

ALN empantanada con “dipufuncionarios”


William Briones

Los funcionarios del Gobierno que aspiran a una diputación por Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), pero que aún no renuncian a sus puestos públicos, están “en alitas de cucaracha”, porque esa organización cabildea ante el Consejo Supremo Electoral (CSE) para sustituirlos definitivamente, aseguró Adolfo Argüello, jefe de campaña de esa coalición electoral.
Inicialmente ALN les había dado un ultimátum hasta el 14 de junio para que renunciaran a sus aspiraciones electorales o sus cargos públicos; y luego les extendió el plazo al 15 de julio pasado para que abandonaran el puesto gubernamental, y tampoco acataron la disposición.
Por tal razón, Argüello amenazó nuevamente con hacerlos pagar “las consecuencias porque, según él, “no han renunciado por capricho, y van a pagar las consecuencias”, sentenció.
Mencionó que el director de Correos de Nicaragua, Alejandro González, “no ha dado indicios de abandonar el cargo. Es candidato a diputado suplente, conste, pero no vamos permitir que por capricho actúen de esta manera, si quieren renunciar que lo hagan, pero no vamos a estar con dualidades”, insistió.
¡Lo que es bueno
para el ganso...!
En cambio, justificó a la presidenta del Fondo de Inversión Social de Emergencia (FISE), Azucena Castillo. “Hemos sido flexibles con ella porque maneja proyectos sumamente importantes para la población. Se trata del área social más delicada del país, donde tratan con las comunidades más pobres y no es nuestro interés dañar esos proyectos”, razonó.
Aseguró que el secretario privado del presidente Enrique Bolaños, Ariel Montoya, ya renunció al cargo, decisión que se concretará en los próximos días. “El caso de Indalecio Rodríguez (Director del Instituto Nacional Forestal, Inafor) también se está arreglando”, añadió.
De acuerdo al calendario y la Ley Electoral, los cambios de candidatos pueden ocurrir a estas alturas únicamente por fuerza mayor, y Argüello confía en que el CSE flexibilizará esa disposición.
“Incumplir un compromiso es caso de fuerza mayor. No significa que lo único válido es por la muerte (del candidato). Si los funcionarios públicos van a iniciar su carrera política mintiéndole al pueblo, para mí es un caso de mayorísima fuerza mayor, y espero que el CSE lo comprenda de esta manera”, confió.
Las causas
Julio Acuña, Director de Atención a Partidos Político, recordó que en derecho existen dos figuras jurídicas: caso fortuito y de fuerza mayor, ambas referidas a hechos ineludibles e inevitables, como catástrofe e incapacidad o muerte de una persona.
“En el caso de sustitución de candidatos nos regimos por el calendario electoral, que es congruente con la Ley Electoral, para brindarle seguridad jurídica a los participantes, de manera que la sustitución de candidatos está cerrada”, indicó.