Política

Aboga por acabar con capitalismo salvaje

* Como siempre, el líder sandinista habló a plaza llena * Prometió desde desgravar las remesas, hasta culminar la operación petróleo con Venezuela * Recordó a Herty y a una buena cantidad de personajes que hoy están en aceras opuestas

Esteban Solís

El candidato presidencial del FSLN, Daniel Ortega, invitó a los otros candidatos presidenciales a comprometerse a acabar con el capitalismo salvaje, porque más temprano que tarde los sandinistas estarán juntos. Asimismo exhortó al presidente Enrique Bolaños a que respalde el acuerdo petrolero con Venezuela. También ofreció, si gana el poder, poner en pie a las fuerzas productivas, “porque hoy el país se encuentra estancado”.
Ortega, que por primera vez no hostigó con vehemencia la política norteamericana, destacó que si retoma el gobierno, su administración tendrá relaciones amistosas y justas con todos los países del mundo. En todo momento, el candidato presidencial habló de la necesidad de la unidad y la reconciliación, dos elementos básicos para sacar adelante a Nicaragua.
El dirigente del FSLN pidió un minuto de silencio por la memoria de Herty Lewites, por el ex guerrillero salvadoreño Shafik Handall, por las madres, por los caídos en la guerra de los años ochenta, contras y sandinistas. También pidió a la comunidad internacional que se movilice seriamente para poner fin a la guerra en el Medio Oriente.
Dijo que los nicaragüenses tienen en sus manos el destino de Nicaragua. Tienen dos opciones, o seguir el camino del capitalismo salvaje, que es igual a pobreza, hambre y miseria, o el de la unidad y la reconciliación para levantar de la postración a Nicaragua, ruta que propone la alianza que encabeza el FSLN.
No confiar en encuestas
El secretario general del FSLN y candidato a la presidencia advirtió que no hay que confiarse de las encuestas, porque la verdadera consulta será el cinco de noviembre, de igual manera, dijo que tampoco hay que confiarse de los observadores electorales, por muy buenas intenciones que tengan, porque los mejores observadores son los fiscales de los partidos políticos.
Contó que alrededor de la firma para la obtención de petróleo venezolano entre los alcaldes del país, encabezados por el edil capitalino Dionisio Marenco, y el gobierno de Venezuela se han levantado muchas calumnias, muchas infamias, porque no es cierto que Nicaragua quede endeudada.
Recordó que ése es un acuerdo entre dos empresas en donde la de origen venezolano carga con el 60% de la deuda y el 40% las alcaldías y que ese compromiso se pagará en gran medida con productos nicaragüenses.
El perdón
Ortega pidió una vez más perdón por los errores cometidos durante la década de los años 80. “Es difícil pedir perdón, pero a veces es más difícil perdonar, porque hay tanto odio y tanto rencor en los corazones de las personas”.
Dijo que si el FSLN vuelve al poder no vacilará en subsidiar a los productores, como lo hacen en los Estados Unidos, Europa y Japón.
El aspirante a la Presidencia prometió también legalizar la situación de miles de nicaragüenses que trabajan en los Estados Unidos, Costa Rica y otros países, para que sus remesas puedan ingresar en un ciento por ciento a Nicaragua.
El comandante sandinista evocó la lucha de los pueblos de Cuba y Venezuela y recordó que los mercados del sur son una buena oportunidad para colocar los productos nicaragüenses, una vez que haya una sobreproducción.
Ortega invitó a los otros candidatos a sumarse a su gobierno después de que el FSLN gane las elecciones el cinco de noviembre, tras destacar que retomará lo mejor de las administraciones de Violeta Chamorro, Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños. También saludó a la nueva jefa de la Policía, comisionada Aminta Granera.

Derroche coreográfico y multicolor
Ary Pantoja
Una plaza de La Fe abarrotada con una multitud que pedía a gritos el discurso central y la amenaza de lluvia obligaron a la organizadora del 27 aniversario del triunfo de la Revolución Sandinista, Rosario Murillo, a acortar el programa y adelantar el discurso del candidato presidencial del Frente Sandinista (FSLN), Daniel Ortega Saavedra.
Diversas coreografías amenizaron por casi cuatro horas a los miles de asistentes al acto político partidario al que también llegaron como invitados personalidades como el presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas; Monseñor Eddy Montenegro y el padre Antonio Castro, quien en nombre de Monseñor Leopoldo Brenes bendijo el acto.
Como todos los años, la plaza estuvo repleta de simpatizantes sandinistas y de vendedores de diversos artículos. Este año la novedad fue la venta de fotografías de Daniel Ortega; así como fotomontajes de Ortega a la par del general Augusto C. Sandino, las que se vendían entre 10 y 15 córdobas.
Sandinistas de Miami
También llegaron visitantes de Estados Unidos, entre ellos, una delegación de sandinistas de Miami, quienes aseguraron que existe un movimiento de apoyo a la candidatura de Ortega.
Previo al ya acostumbrado extenso discurso de Ortega, el acto estuvo amenizado por diferentes grupos de bailes folclóricos, sobre todo, de la Costa Caribe nicaragüense; además de una danza de origen maya, interpretada por un grupo de Guatemala.
Poco antes de que Ortega ofreciera el discurso central, fueron disparados 27 morteros, con la peculiaridad de que al estallar en el aire, cada uno soltaba un paracaídas rosado con una leyenda electoral a favor de Ortega; los últimos cuatro paracaídas fueron dos de colores azul y blanco y dos rojinegros.