Política

El último “mohicano” del Migob de Bolaños

El recién nombrado ministro de Gobernación, Francisco Fiallos Navarro, tomó en sus manos una papa caliente debido a que tiene a cargo la dirección de varias dependencias, entre ellas la Policía Nacional. Precisamente, la Policía Nacional se encuentra en el ojo del huracán y experimenta una aparentemente pérdida de credibilidad frente a la ciudadanía porque ha sido salpicada por los escándalos protagonizados por algunos de sus integrantes, señalados de cometer crímenes, tráfico de drogas y hechos delictivos comunes; también habría que añadirle el descrédito al que fue sometida por su propio jefe, el comisionado Edwin Cordero, quien en el año 2003 admitió que los informantes de esa institución recibían droga en pago por delatar a otros delincuentes

Consuelo Sandoval

Francisco Fiallos despacha en la misma oficina que ocupó por un período de diez años consecutivos el ex ministro del Interior, Tomás Borge, y quien abandonó el cargo a comienzos de 1991, después de la derrota electoral del Frente Sandinista, y lo entregó a su sucesor, Carlos Hurtado.
Ex vice canciller de la república y ex embajador de Nicaragua en Washington y la Santa Sede, y en la actual administración del presidente Enrique Bolaños sub procurador, procurador de la República, embajador de Nicaragua en Costa Rica; ahora Fiallos, será el cuarto ministro de Gobernación que asume esa cartera en menos de cinco años y se convertirá en el último de esta administración.
Fiallos cobró notoriedad cuando fue nombrado procurador de la República, en sustitución del fallecido Oscar Herdocia, y por órdenes del presidente Enrique Bolaños emprendió una lucha contra la corrupción que permitió el enjuiciamiento del líder del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y ex presidente Arnoldo Alemán, junto a una serie de ex funcionarios públicos; sin embargo, el ex gobernante es el único que guarda prisión.
El nuevo ministro de Gobernación que, según la Constitución Política, se encarga administrativamente de la Presidencia de la República cuando el titular está fuera del país, asegura que en su lucha por la corrupción se ha ganado muchos enemigos, e incluso denunció amenazas de muerte contra él y su familia, aunque evitó dar detalles en una entrevista con EL NUEVO DIARIO.
¿Por qué aceptó este cargo?
Porque es un reto y soy una persona que me gusta aceptar retos, me gusta trabajar por mi país, ustedes han visto que he tenido una larga carrera pública y no le tengo miedo a cargos difíciles, al contrario, me gusta enfrentarme a ellos como un reto para hacerle un bien al pueblo de Nicaragua.
¿Cuáles son sus metas en este Ministerio?
Impulsar la seguridad ciudadana, este país es el más seguro de Centroamérica y mi intención es continuar con esa línea, hacerlo todavía más seguro.
Usted dice que va a promover más la seguridad ciudadana, sin embargo, la gente se está quejando por los apagones, porque las calles se vuelven más inseguras y propician la delincuencia.
Eso no es resorte directo nuestro, pero sí tiene toda la razón, los apagones significan un problema de seguridad y se está haciendo todo lo posible por vigilar las áreas dentro de los límites presupuestarios que tenemos.
¿Alemán irá a modelar?
Entre los retos que usted se plantea, ¿está el traslado de Arnoldo Alemán a la cárcel Modelo?
Si se viola la ley el Ministerio de Gobernación tiene potestad para hacerla cumplir, las órdenes de arresto domiciliario vienen del Poder Judicial, no soy yo el que puede decir (si un reo) goza de arresto domiciliar o va a la cárcel, pero si hay una violación de ese sistema, nosotros tomaríamos cartas en el asunto.
¿No tiene como meta ese traslado de Alemán?
Mi meta es cumplir con la ley dentro del ámbito que me corresponde como ministro de Gobernación.
¿Qué incidencia va a tener usted en la designación del nuevo jefe de la Policía?
El nuevo jefe de la Policía lo nombra el presidente de la República a sugerencia o recomendación del ministro de Gobernación, pero el presidente puede desestimar esa sugerencia o puede aceptarla.
¿Usted le ha recomendado a alguien?
Prefiero mantenerlo en privado, y únicamente nos vamos a someter a la decisión presidencial.
Las comisionadas Ana Julia Guido y Aminta Granera son las dos candidatas fuertes a sustituir al jefe de la Policía, ¿usted tiene preferencia por alguna de ellas?
Es que yo no veo esto como una campaña electoral, yo lo veo como el cumplimiento de la ley, hay varias personas que están en posición de ser nombradas jefe de la Policía por el presidente de la República, y todas tienen igualdad de posibilidades, y quien decide es el presidente.
¿Cómo observa las divergencias internas surgidas en los mandos policiales por el retiro del comisionado Carlos Bendaña, y sus menciones en el caso Polanco?
Puede ser que se malinterpreten las cosas que ellos dicen, voy a tener una conversación para seguir con este proceso para que el nombramiento del nuevo jefe de la Policía sea ordenado y de acuerdo con la ley.
La comisionada Ana Julio Guido declaró que respetaba, pero no suscribía la recomendación del actual jefe de la Policía para que Bendaña sea retirado. ¿Qué le parece a usted esa posición?
Puede haber opiniones, pero aquí hay estructuras jerárquicas y esas son las que se obedecen, y son las que yo hago obedecer como ministro de Gobernación.
¿Usted está respaldando al jefe de la Policía saliente?
Mientras yo sea ministro de Gobernación y el jefe de la Policía no viole la ley, voy a respaldar ese nombramiento y esa decisión del presidente de la República.
Las “coimas” y los asesinatos
¿Qué opinión tiene acerca del desempeño de la Policía? Se han mencionado actos de corrupción como pago de coimas, asesinatos de cuatro policías en Bluefields y el de Polanco.
Cuando hay una institución que está en permanente contacto con la población y en situaciones delicadas, obviamente se presentan problemas. Lo que le puedo asegurar es que bajo mi administración se va a cumplir con la ley y se van a investigar todos los casos que puedan resultar de situaciones que son denunciadas por la ciudadanía.
¿Pero usted cree que hay actos de corrupción en la Policía y que ha sido infiltrada por el crimen organizado?
No le puedo afirmar eso, porque en primer lugar tengo muy pocos días de estar acá, estoy empezando a trabajar con el alto mando de la Policía Nacional, vamos a ver cómo está esa situación, estoy muy interesado en estudiarla a fondo e ir a fondo, pero con la delicadeza, prudencia y la objetividad debida.
Cordero admitió que la Policía pagaba a sus informantes con droga, ¿qué comentarios le merece?
Prefiero limitarme al período en que estoy, no quiero referirme a situaciones difíciles antes de las cuales yo no soy responsable. Tengo entendido que las investigaciones siguen, aquí hay dos instancias de investigación, yo apoyo las investigaciones, entonces, no me pronuncio mientras no tenga aquí en este escritorio un reporte objetivo sobre la situación.
Pero esto no se trata de ninguna investigación, fue una admisión del jefe de la Policía de que pagaba a sus informantes con droga.
Eso lo dijo en una administración distinta a la mía, yo me quiero referir únicamente ahora, no quiero entrar a discutir situaciones que se presentaron en el pasado y puede ser que ahora no se den, yo voy a ver lo que se dé bajo mi responsabilidad, si ahora se dan, tenga la seguridad que dentro de mis posibilidades se van a perseguir a fondo.
¿Cómo evaluaría usted la gestión de Edwin Cordero?
Dentro de los diez días que yo he estado he estado en comunicación con él, al final de su período vamos a hacer una evaluación.
Sobre la política
¿Qué pasó con la Alianza por la República de la que usted es miembro?
Yo era presidente de la Comisión Jurídica y de la Comisión de Alianzas, yo me presenté como precandidato presidencial y hubo un fraude que denuncié ante el Consejo Supremo Electoral y vamos a ver qué es lo que deciden, obviamente como hombre político estoy interesado que se solidifique en Nicaragua, creo que hay graves peligros para la democracia nicaragüense y creo que nosotros tenemos la obligación de seguir luchando.
¿Por qué hay graves peligros para la democracia?
Porque es necesario fortalecer las instituciones, creo que es necesario que el proceso electoral sea más eficiente, es necesario que haya más democracia interna en los partidos, que es fundamental para que haya democracia en el país. Todavía estamos en una cultura caudillista y de resistencia de los partidos a hacer procesos internos.
¿Quién piensa que ganará las elecciones?
Tengo idea, pero me la guardo. También tengo deseo que uno de ellos gane, pero también me lo guardo.
En este momento prefiero no hacer política partidista, ni apoyar públicamente a determinado candidato, no significa que no lo haga como ciudadano.
¿Qué opinión tiene de los resultados de la lucha contra la corrupción que emprendió el gobierno?
A mí me tocó llevar la lucha contra la corrupción como Procurador de la República, fue un esfuerzo histórico, durísimo, dificilísimo, durante los dos años que fui Procurador, me encontré una Procuraduría que tenía dos computadoras viejas, cuatro abogados y después la dejé con más de 60 computadoras...
¿Cree que sirvió para algo esa lucha contra la corrupción?
Claro que sirvió, porque eso es un hito histórico, porque nunca se había logrado llevar a juicio a ex funcionarios de un gobierno y meter a la cárcel a un ex presidente de la República y perseguir el dinero, y una parte pequeña logramos captar y eventualmente regresó a Nicaragua.
Pero sólo Alemán está preso
Eso pregúnteselo a los funcionarios de otras instituciones, yo cumplí con lo que me correspondió.
Usted fue funcionario del gobierno sandinista y fue señalado de haber vendido ilegalmente una propiedad en Washington ¿esto es cierto?
Esa es una casa que ya no existía cuando yo llegué, ese es un ataque constante que me han hecho porque yo soy una persona que he tenido una actividad política intensa; en el gobierno revolucionario al inicio fui parte de ese gobierno porque creímos que se podía cambiar profundamente este país, hay muchas personas que estuvimos en esa lucha, doña Violeta (Chamorro), y después fuimos renunciando uno por uno, porque hubo un desencanto total y un manejo de la revolución que significó una enorme tragedia para el país, y se perdió una enorme oportunidad para transformar social, política, económica y culturalmente al país.
Pero usted reconoció que parte de la plata se la había entregado a Edén Pastora
Esa fue otra conspiración en la que yo me metí contra el Frente Sandinista, pero esa situación de esa casa no es cierta porque no existía. Yo me metí a esa conspiración para combatir a la dictadura sandinista.
¿En qué consistió la conspiración?
Son cosas que pasaron hace 28 años; yo lo que quiero sobre todo en este proceso electoral es no contrapuntearme contra movimientos políticos, sino más bien guardar la calma y la paz para poder desempeñar mejor mi cargo, entonces, no me quiero referir a luchas anteriores en las que estuve involucrado.
Amenazas de muerte
¿A qué se va a dedicar cuando deje este cargo?
Soy ciudadano, soy abogado, mis capacidades profesionales las he desempeñado como miembro fundador de un bufete, hay otros intereses que tengo en mente para desarrollarme después que salga del gobierno.
¿Se va a ir del país?
Por qué me voy a ir del país si soy nicaragüense, a mucha gente le interesa que me vaya del país, pero no me voy del país, evidentemente si hay oportunidades de trabajo en otro país, eso lo veremos.
Pero usted sabe que existe la probabilidad de que asuma el poder un gobierno sandinista o del PLC, ¿no teme represalias?
Temer, no le temo a nadie, que van a ver represalias de cierta gente, estoy absolutamente seguro, entonces, yo voy a tomar las medidas para defenderme dentro del país.
Entonces, ¿usted está previendo que las elecciones las ganará el Frente Sandinista o el PLC?
Existe esa posibilidad, y como un luchador político y contra la dictadura, hay gente que sigue con esa cultura dictatorial y que evidentemente no me quieren acá, van a atacarme y van a tratar de vengarse a como lo están haciendo ahora mismo.
¿De qué manera se están tratando de vengar?
Usted sabe que hay calumnias, hay injurias, incluso en la calle me he encontrado a gente que se me acerca con aprecio y cariño, y de un porcentaje mínimo he recibido insultos, la familia mía ha sido insultada en la calle y me han amenazado y lo puse en conocimiento de las autoridades. Ha habido amenazas e insultos en mi contra en la calle por esa lucha contra la corrupción, y lo peor es que vienen de sectores que están totalmente en la corrupción y por eso es que he recibido insultos, calumnias e injurias.
¿Del sector de Alemán?
No quiero ahondar en esta situación que no me interesa profundizar. Sobre todo porque estamos en un proceso electoral y este Ministerio está involucrado a fondo y no quiero insistir en ese tipo de cosas.