Política

¿Algo más tras votación conjunta de ALN con PLC?

* El candidato a vicepresidente por el FSLN dice que Alemán puede estar considerando dejar a Rizo “colgado de la brocha” * Para reafirmar que Alemán no suelta al PLC, saca refranes de cuerdas para ahorcarse y de mantecas de chancho

Esteban Solís

Jaime Morales advirtió ayer sobre la posibilidad de un nuevo pacto entre el PLC y el movimiento que llamó de los “roedores” para referirse a la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) que encabeza el aspirante presidencial Eduardo Montealegre, toda vez que aprobaron atropelladamente, la reforma a la Ley de Armas que manda a destruir los misiles sin votación calificada.
“En política no hay nada súbito ni espontáneo, todo es concertado”, remarcó el diputado y candidato a la Vicepresidencia por el FSLN tras preguntarse cuál es el interés de la ALN por la destrucción de los cohetes Sam-7.
Recordó que el interés por la desaparición de ese tipo de armas es del presidente Enrique Bolaños, y por el arreglo que hizo con los Estados Unidos.
“Lo que llama la atención es que los del movimiento de los roedores y los del Chile se juntan y logran de manera irregular e ilegal porque no tenían los 47 votos, y lo que demuestra es que hay una alianza”, comentó.
Morales conjetura que la presión del gobierno norteamericano es tan fuerte que logra esa alianza entre dos supuestos adversarios, y no es remoto que el día de mañana vaya a prevalecer y se unan los candidatos de ambos partidos.
“Éste es un cuestionamiento que queda en el aire porque estamos cerca de que se oficialice la campaña, aunque se diga y parezca que hay distanciamiento, también puede haber acercamiento”, dice Morales.
Va más allá y dice que lo que puede ocurrir es que Arnoldo Alemán desplace a su candidato José Rizo y su lugar lo ocupe Eduardo Montealegre con José Antonio Alvarado como candidato a la Vicepresidencia.
De sogas y chanchos
“El padrino” no cree que Alemán haya abandonado el control del partido, porque no es tan tonto como para comprar la soga con que lo van a ahorcar. Morales grafica con ironía el control absoluto que tiene el ex presidente sobre el PLC, señalando que va a la vela y él es el muerto o va a la fiesta porque él es del cumpleaños.
Es más, dice que “el chancho sólo suelta la manteca cuanto lo matan”. Considera que Rizo y Alvarado están bajo el tutelaje de Alemán, porque el partido es su salvoconducto y jamás va a soltar las riendas del PLC.
Morales admite que Alemán atraviesa por una de las etapas más difíciles de su vida e incluso, afirma que ha llegado a olvidar los agravios provenientes del Chile, y hasta recuerda que ya hizo las paces con Alemán.
No obstante, advierte que cuando se financia, se instiga y se promueve la polarización y se hace uso de las herramientas de la propaganda negra, lo que se logra es dividir al país entre ricos y pobres. “Es como dos grandes placas tectónicas, que cuando chocan se producen los grandes cataclismos.
En ese contexto advirtió que el ejemplo más reciente es el de México, en donde todavía no se sabe quién es el presidente electo, cuyas elecciones estuvieron precedidas por una campaña sucia, financiada y orquestada por intereses muy marcados que hoy tiene dividida a esa sociedad.