Política

Acuerdo energético no es para campaña del FSLN

* Afirma Ana González, consejera de embajada de Venezuela

Consuelo Sandoval

La consejera de la embajada de Venezuela acreditada en Nicaragua, Ana González, descartó que el acuerdo energético de Caracas y la operación “Milagros” hayan sido concebidos para favorecer al candidato presidencial del Frente Sandinista, Daniel Ortega.
Recordó que Venezuela apoya a Nicaragua desde la década de los años ochenta, cuando el presidente era Luis Herrera Campins; y que el acuerdo de Caracas fue suscrito en el año 2000 por el presidente Enrique Bolaños, mientras fungió como vicepresidente de la República. El acuerdo contemplaba la importación de 4,900 barriles diario de petróleo o sus derivados.
“Se elaboró un ademdum al acuerdo donde se recogían esas observaciones y se adaptó en nuevo documento, y por razones que desconocemos, ese ademdum no recibió respuesta en cuanto a que si se iba a firmar, y como el acuerdo de Caracas tenía una validez de un año, entonces, transcurrió el año y se venció porque además no contemplaba una cláusula de renovación automática”, manifestó González.
Cooperación energética es otra cosa
Explicó que Venezuela presentó un nuevo proyecto de cooperación energética para toda Centroamérica, el que incluía la prórroga automática, y Nicaragua planteó sus observaciones y está a la espera de la respuesta venezolana.
Aseguró que el convenio energético está totalmente desvinculado de la deuda que posee Nicaragua con Venezuela y que su gobierno desconoce oficialmente del condicionamiento planteado por Bolaños.
Informó que la operación “Milagros” fue concebida en el año 2004, para favorecer a los venezolanos y que, debido al éxito que tuvo en su país, el gobierno de Hugo Chávez decidió compartir sus beneficios con el resto de países de América Latina.
Ese proyecto tiene como meta favorecer a tres millones de pacientes latinoamericanos que requieren de cirugía ocular en diez años.
En Nicaragua, el proyecto está siendo ejecutado a través del Ministerio de Salud, del Centro Nacional de Oftalmología y de las alcaldías de todo el país, y a la fecha han sido beneficiados un poco más de doscientos nicaragüenses, fundamentalmente, personas de la tercera edad.