Política

Diputados reaccionan sobre agenda común

* Tardencilla propone que se incluya la revocación de aquellos diputados electos que no cumplan

Sergio Aguirre

Dos diputados y un organismo nacional de observación electoral reaccionaron ayer a la propuesta de agenda de nación presentada por el Movimiento por Nicaragua, la cual fue asumida por tres de las cinco opciones electorales.
El diputado Orlando Tardencilla expresó que, a pesar de las buenas intenciones, los aspectos torales aún quedan soterrados, ya que se aborda el partidismo de los poderes de una forma parcial, es decir, únicamente en los poderes Legislativo, Judicial y Electoral, obviando al Ejecutivo.
Señaló que la clase política mira al Estado en su conjunto como el lugar idóneo para cumplir sus compromisos de naturaleza político-partidaria, y en la propuesta no se toma en cuenta la aplicación de la Ley de Servicio Civil y Carrera Administrativa, como instrumentos legítimos para frenar ese fenómeno en los cuatro poderes y sus instituciones autónomas.
“Sobre el carácter vinculante del referéndum es extraordinaria la buena intención con que lo plantean algunos partido políticos, pero sólo cuatro diputados, Wilfredo Navarro, Enrique Quiñónez, Yamileth Bonilla y María Eugenia Sequeira, estas dos últimas de la bancada de Eduardo Montealegre, son los que sobresalen en la firma de la iniciativa de reformas a la Constitución y son los que empujaron a morir la Ley Marco”, señaló.
Revocar a diputados
Tardencilla sugirió que los doce puntos propuestos deben plantearse y entregarlos a las posibles bancadas que conformarán la nueva Asamblea Nacional en el próximo período.
Tardencilla propondrá en la próxima asamblea que se introduzca un mandato revocatorio de los diputados a medio período, a fin de que si existen ciudadanos que no se sienten representados por equis cantidad de diputados, éstos puedan ser separados de sus cargos de elección popular.
En tanto, el diputado Enrique Quiñónez dijo que cada quien es libre de pensar y decir lo que tenga a bien, pero que el PLC no tiene ninguna objeción al respecto. Sin embargo, advirtió que de darse esa reducción, el cociente electoral para salir electo subirá y por tanto aquellos partiditos que tienen esperanzas en sacar uno, a máximo dos, ya no podrán sacar ni uno solo.
“Si se trata de reducir el gasto en el Estado para enviarlo al sector Salud, Educación y otros, el PLC tampoco se opone, incluso, nuestra bancada elaboró una propuesta con el fin de reducir lo megasalarios, pero finalmente fue rechazada en la Corte Suprema de Justicia (CSJ)”, destacó.
Ética y Transparencia apoya
Por su parte, el director ejecutivo del Grupo Ética y Transparencia, Roberto Courtney, dijo que el éxito de los países desarrollados es que logran consensuar una agenda de nación, pero que el fondo de la propuesta del Movimiento por Nicaragua se centra en un esfuerzo por reducir el costo del Estado y canalizar los recursos a gastos sociales, pero que todavía quedan temas que no se abordan.
Sin embargo, dijo que para hacer realidad esta propuesta debe haber una voluntad política, porque hasta hoy hemos visto la ampliación de las instituciones del Estado y el número de sus magistrados.