Política

Muerte de Lewites trastorna panorama político nacional

Sergio Ramírez, fundador del MRS en 1995, tras abandonar el FSLN, estimó que la muerte de Lewites "viene a crear otra vez el riesgo de la polarización, ese es el principal peligro".

La muerte del candidato presidencial del disidente Movimiento de Renovación Sandinista (MRS-izquierda), Herty Lewites, trastocará el panorama político nacional de cara a las elecciones del próximo 5 de noviembre, según fuentes políticas.
Lewites, de 65 años, desafió a la cúpula del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN-izquierda), que le prohibió disputar la candidatura presidencial a su máximo líder el ex presidente Ortega, lo que le valió su expulsión a principios del 2005.
El político había logrado reagrupar a la disidencia sandinista opuesta a las decisiones verticales de la cúpula partidaria y atrajo hacia su movimiento un caudal importante de simpatizantes leales al sandinismo.
El ex alcalde de Managua, figuraba en la tercera posición de intención de voto con 15% de apoyo, según un sondeo de opinión publicado la semana pasada, detrás del ex presidente Daniel Ortega (23%) y del banquero Eduardo Montealegre (17%), que encabeza una coalición de derecha.
"Me parece que ahora el gran daño es perder a un hombre comprometido con la democracia y que abría la posibilidad de un cambio real al país", sostuvo el escritor y ex vice presidente Sergio Ramírez.
Sergio Ramírez, fundador del MRS en 1995, tras abandonar el FSLN estimó que la muerte de Lewites "viene a crear otra vez el riesgo de la polarización, ese es el principal peligro".
La desaparición de Lewites, también "viene a darle nuevos chances al pacto", según Ramírez, en alusión al acuerdo político entre el FSLN y el Partido Liberal Constitucionalista (PLC-derecha), que dirige el ex presidente Arnoldo Alemán, que en el 2000 permitió un reparto de las instituciones del Estado.
"No estoy diciendo que esto vaya a ser posible otra vez, el triunfo de las fuerzas que son enemigas de la democracia al país, pero si hay que abrir nuevas formas de lucha para evitar que esto ocurra, no sé cómo, pero hay que evitar que esto ocurra", apuntó Ramírez.
Lewites levantó como bandera de lucha política su oposición a esa alianza porque consideraba que "el pacto (FSLN-PLC) no solamente es duro, sino que yo creo que fue vulgar" porque ha promovido la miseria y la corrupción y nosotros tenemos que terminar con eso".
Por primera vez en la historia política del país las elecciones de noviembre serán disputadas por cuatro alianzas políticas y un partido minoritario, lo que había alejado el fantasma de la polarización entre las fuerzas políticas mayoritarias del FSLN y el PLC, como en los últimos tres ejercicios electorales.
Con la incursión de Lewites y el disidente del PLC, Eduardo Montealegre, los pronósticos políticos indicaban que los comicios se decidirían en una segunda vuelta, debido a que ningún candidato alcanzaría los votos necesarios para un triunfo el 5 de noviembre. No obstante, la muerte de Lewites dejaba este lunes una incógnita en el ámbito político respecto al colectivo que encabezaba.
"La lucha por la que Herty (Lewites) entregó su vida sigue vigente, y la continuaremos a la sombra de su ejemplo", expuso la dirigencia del MRS en un comunicado tras el deceso de su candidato.
El embajador de Estados Unidos, Paul Trivelli, quien acudió a la funeraria donde se rinden honores póstumos a Lewites, se abstuvo de hacer comentarios sobre cuáles serán las relaciones con el MRS tras la muerte de Lewites.
"Tenemos relaciones con todos los partidos en este momento, pero no quiero especular sobre el futuro político ahorita", comentó el diplomático tras considerar a Lewites como "un héroe de la democracia" local.