Política

“Desvisados” al exilio forzado

* José Antonio Alvarado anuncia que con este primer paso las cosas comenzarán a cambiar en ese partido

Esteban Solís

Arnoldo Alemán y los desvisados fueron los grandes perdedores al final de una batalla política que se prolongó por varios días y horas intensas de negociaciones, con la única concesión para el ex mandatario de dejar en la nómina de diputados a su hija, María Dolores, aunque perdió dos escaños, y pasó del segundo al cuarto lugar en las diputaciones nacionales.
Al caer la noche, fueron inscritos al fin, ante el CSE, José Rizo y José Antonio Alvarado, no sin antes poner de rodillas a Alemán, bajo la seria amenaza de renunciar a sus postulaciones si no se daban los cambios exigidos. La lista de diputados fue escondida, supuestamente, para no herir sentimientos de quienes fueron removidos por las presiones de los candidatos.
Después de esa jornada queda claro el principio del fin de la era Alemán, y se perfilan dos nuevos líderes dentro del PLC: sus refundadores y ahora candidatos Rizo y Alvarado, que se llevan consigo a una buena parte del ejecutivo nacional del PLC.
María Haydée Ozuna, presidenta del PLC por el municipio de Managua y una de las desvisadas, fue una de las que más resintió las presiones, pues en la lista original de candidatos a diputados ocupaba la segunda posición por Managua, pero fue trasladada a la primera posición en el Parlamento Centroamericano. Se conoció que hubo resistencia de su parte, pero al final cedió.
Donald Lacayo a la “guillotina”
Otro de los desvisados y aliado del PLC, el conservador Donald Lacayo, perdió una posición y fue trasladado del octavo lugar en la lista de diputados nacionales al noveno.
Rizo y Alvarado llevaron a la rueda de prensa, después de su inscripción, el mismo discurso: el comienzo de una nueva etapa del liberalismo, el momento de hacer cambios profundos en el PLC así como la renovación y modernización de ese instituto político.
Como habíamos adelantado en su oportunidad, la lista de los diputados nacionales la encabeza el presidente del PLC Jorge Castillo Quant, y le siguen en el orden Francisco Aguirre Sacasa, Enrique Quiñónez y María Dolores Alemán.
A nivel departamental, en Managua, en el número uno se mantuvo a Wilfredo Navarro, mientras que en Granada, se reafirmó a Eduardo Mena. Después de la inscripción, el personal de Alvarado se dio cuenta de que a uno de sus candidatos --que de acuerdo con la negociación estaba ubicado como suplente en el cuarto lugar por Managua-- lo habían movido hasta el octavo lugar.
Esto provocó la protesta, y se prometió que hoy mismo sería corregido ese “involuntario” error. El CSE otorga tres días para hacer las correcciones necesarias, y da un plazo de tres semanas para que los partidos hagan los cambios que requieren.
En medio de esta situación, dado que la nómina fue manejada casi en secreto, miembros de la Resistencia exigen ser incluidos en las candidaturas porque así se los prometió Alemán.