Política

“Libertad de Alemán bien vale perder elecciones


Consuelo Sandoval

El forcejeo que protagonizó el ex presidente Arnoldo Alemán y la fórmula presidencial del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), compuesta por José Rizo y José Antonio Alvarado, dejará secuelas profundas que a corto plazo podrían acelerar su destrucción, vaticinaron ayer ex miembros connotados de esa agrupación política.
León Núñez, ex directivo del PLC y ahora disidente liberal, pronosticó la contundente derrota de Rizo y Alvarado en la contienda electoral nacional del próximo 5 de noviembre, alegando que el ex gobernante se encuentra acorralado por las pugnas internas, la presión internacional y el chantaje del líder del Frente Sandinista, Daniel Ortega.
“Pedrojoaquinizaron” a Rizo
Para Alemán, su libertad bien vale perder las elecciones, observó Núñez, quien estima que Ortega es el único que lo puede devolver a la Cárcel Modelo nuevamente, decisión que cree jamás estará en manos de la comunidad internacional.
Por esa razón, agregó, Alemán está tratando de sacrificar a Rizo, mediante su “pedrojoaquinización”, es decir, que lo convirtió en candidato presidencial a como hizo con Pedro Joaquín Chamorro, ex candidato a alcalde de Managua, quien fue derrotado por la falta de apoyo de la estructura partidaria que “se puso de brazos caídos y lo lanzaron a que se lo comieran los leones”.
Por su parte, el ex principal asesor de Alemán, Jaime Morales, presagió que la penalización internacional que emprendió España contra el ex gobernante, tendrá un costo político alto para el partido y su fórmula presidencial, quienes, según él, sufrirán una contundente derrota electoral.
“A quien pusieran como candidato no va a ganar, es tal el deterioro de imagen, organización, y cohesión, que es imposible que ganen, estamos a cinco meses de las elecciones, y si el día de la inscripción de los candidatos tenés ese banquete de canibalismo, ¿qué podés esperar?, el gran dramaturgo inglés Bernard Shaw dijo una vez que se censuraba que los caníbales se comieran a los misioneros, pero es más censurable que los misioneros se coman a los caníbales, lo que quiere decir que sean los candidatos presidenciales comiéndose a los otros”, comentó.
El mono de la renuncia
Morales se declaró convencido de que Rizo y Alvarado jamás renunciarían a sus nominaciones porque no tenían otra alternativa, no obstante, consideró que echaron a rodar las amenazas de renuncia para presionar a Alemán a que eliminara de los listados de candidatos a personas vinculadas a actos de corrupción y que, además, la Embajada norteamericana les había suspendido sus visa de entrada a Estados Unidos.
Morales no descartó que esta situación vaya a provocar una inminente descomposición interna con el consecuente desmoronamiento del PLC, fundamentalmente, cuando mucha gente se sienta excluida de la lista de candidatos a diputados.