Política

Lewites inscribe candidatura

Herty Lewites también formalizó la inscripción de su candidato a la vicepresidencia, el economista Edmundo Jarquín, y de 220 aspirantes para diputados.

El dirigente del disidente Movimiento de Renovación Sandinista (MRS), Herty Lewites, inscribió este lunes ante el Consejo Supremo Electoral (CSE) su candidatura presidencial para las elecciones del próximo 5 de noviembre.
Lewites también formalizó la inscripción de su candidato a la vicepresidencia, el economista Edmundo Jarquín, y de 220 aspirantes a diputados para la Asamblea Nacional y el Parlamento Centroamericano (Parlacen).
Lewites, de 66 años, agrupa a sectores disidentes del opositor Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) que abogan por la renovación democrática del partido, liderado desde hace más de dos décadas por el ex presidente Daniel Ortega (1979-90).
"Estoy luchado por una democracia en este país", dijo Lewites, quien cosechó popularidad durante su gestión como alcalde de Managua (2000-enero 2005).
El político espera que el CSE, compuesto en su mayoría por magistrados del Partido Liberal Constitucionalista (PLC, derecha) y sandinistas -en el marco de un pacto político que afecta a otras instituciones estatales también dirigidas por ambos partidos desde hace más de cinco años-, no ponga obstáculos a su candidatura. La cual -aseguró- cumple con todos los requisitos que exige la ley para participar en los comicios.
El ex edil fue expulsado del FSLN en febrero de 2005 por disputarle la nominación presidencial al ex presidente Ortega. Una encuesta de M&R Consultores realizada en mayo pasado ubica a Ortega con 27,2% de intención de voto para la presidencia y a Lewites con 17,9%.
Las elecciones, que se realizarán el 5 de noviembre, pretenden ser disputadas por los izquierdistas del FSLN y el MRS; y los derechistas de Alianza Liberal Nicaragüense (ALN, derecha) y el Partido Liberal Constitucionalista (PLC, derecha).
El miércoles 31 de mayo vence el plazo para que los partidos y alianzas participantes inscriban a sus candidatos ante el Tribunal Electoral.