Política

Aprista en PLC pide que Alemán se retire

* Dice que seguirá luchando contra la corrupción

Consuelo Sandoval

Ivania Toruño, ex directiva de la Alianza por la República (APRE) y actual aliada al Partido Liberal Constitucionalista (PLC), respaldó ayer la petición del candidato presidencial José Rizo, para que el ex presidente Arnoldo Alemán se distancie de esa agrupación política durante la contienda electoral.
“Totalmente (debe apartarse), las personas cuando son señaladas tienen que ir a responder por sus actos y a demostrar lo contrario y la justicia que haga justicia”, precisó.
Toruño, Ministra de la Familia, dijo que decidió adherirse al PLC, no por un cargo político o de poder en un eventual gobierno liberal, sino porque considera que es la gran oportunidad para que José Rizo y José Antonio Alvarado promuevan profundos cambios en el liberalismo y en el sistema político del país.
Dijo que prefirió no plegarse a Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), de Eduardo Montealegre, a quien considera “una excelente persona, pero todavía le hace falta crecer para ser presidente de este país, no tengo nada en contra, le hace falta mayor experiencia” que no es comparada con la que poseen Rizo y Alvarado, la que les permitiría aportar más al país, en beneficio los más pobres.
La consulta
Reveló que en una consulta ciudadana que realizó junto al presidente del APRE, Miguel López, determinó que la mayoría de los encuestados preferían una alianza con el PLC, mandato que, según ella, fue violentado por López, al adherirse a ALN.
“La consulta que hicimos él y yo en todos los departamentos, el 90 por ciento dijo que quería una alianza con el PLC y no dijo que fuera a cambio de diputaciones y de espacios, sino que precisamente para retomar y hacer un verdadero cambio. Yo estoy apoyando como una liberal, no por negociaciones ni en busca de un puesto político o de poder”, manifestó.
Aseguró que no teme que el presidente Enrique Bolaños, quien ha mantenido una lucha intestina contra el líder del PLC, Arnoldo Alemán, adopte una represalia en su contra, destituyéndola del cargo, a como lo sugirió su secretario privado Ariel Montoya.
“Ese (Montoya) es parte del grupo de Eduardo Montealegre, así que no puedo esperar otro tipo de declaraciones, pero la comunicación y mi relación siempre ha sido directa con el presidente, no ha sido a través de ninguno de sus secretarios. Eso significa que el presidente respeta la posición nuestra”, comentó Toruño.
¿Y su discurso contra la corrupción?
Negó que con su decisión de regresar al PLC, a pesar de su discurso de combate a la corrupción, esté contradiciendo la posición del mandatario.
“Yo siempre voy a señalar que la corrupción debe ser uno de los puntos a combatir, debe seguir siendo una lucha fuerte y en mi caso nunca voy a aplaudir la corrupción”, dijo Toruño.