Política

Sombras esconden destrabe de poderes

* Wilfredo Navarro le echa la culpa a bancada de ALN * Pero en la CSJ, extrañamente, todo volvió a posición anterior

Los principales actores políticos que permitieron resolver el impasse institucional en los poderes del Estado negaron ayer que la superación de la crisis institucional se haya precipitado por el juicio que el Poder Judicial de Panamá inició contra el ex presidente Arnoldo Alemán, por el delito de blanqueo de capitales.
Pero la dirigencia del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), hizo ayer su mejor esfuerzo por desvirtuar el arreglo con el Frente Sandinista, para solucionar la crisis en los poderes Legislativo, Electoral y Judicial, cuando el vicepresidente del PLC, Wilfredo Navarro, atribuyó la derrota que sufrieron en el Parlamento, con la votación de la interpretación de un artículo de la Ley Electoral, a sus antiguos correligionarios y ahora miembros de la Alianza Liberal Nicaragüense, quienes, según dijo, habrían pactado con el FSLN.
Sin embargo, Navarro ofreció una rara disculpa a la ausencia en el plenario de la Asamblea Nacional de varios diputados liberales, para que defendieran con su voto la iniciativa de interpretación, aduciendo que estaban elaborando la lista de candidatos de diputados.
Ahora culpan a los medios
El legislador atribuyó la solución de la parálisis institucional a la presión ejercida por los medios de comunicación, no obstante, los criticó porque les señalan de haber pactado la superación de la parálisis institucional.
“¿Qué es lo que demandaban los medios de comunicación?, que trabajáramos en la Asamblea Nacional y se destrabó el impasse en el Consejo y ahora dicen que es el pacto. En el caso de la CSJ ¿qué estaban pidiendo los medios?, que se destrabara el impasse en la Corte y se integraran las salas y para poder hacer eso se tenía que llegar a un acuerdo y a ese acuerdo se llegó, pero es la presión de ustedes”.
Coincidentemente, su correligionario y magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Manuel Martínez, reveló que desistieron de continuar reclamando el control de la Sala Constitucional, para quedarse nuevamente con la presidencia y la Sala Penal.
Obando habló de su vocación sacerdotal con Alemán
Por su parte, el cardenal Miguel Obando negó haber mediado entre el secretario general y candidato presidencial del Frente Sandinista, Daniel Ortega, y Arnoldo Alemán, para superar la crisis institucional.
Obando confirmó que almorzó el lunes pasado con Alemán y su esposa María Fernanda Flores, en su hacienda El Chile, pero negó que haya servido de mediador para destrabar la crisis en los poderes del Estado.
Dijo que en el almuerzo conversaron sobre su vocación de sacerdote e insistió en que no hablaron de política, pero reconoció que abordaron el tema de los dos juicios que Alemán enfrenta en Estados Unidos y Panamá, aunque de manera superficial.
“Sólo me dijo que tenía sus papeles en regla, pero no profundizamos (en el tema)”, dijo Obando.
Informó que al almuerzo también fueron invitados los monseñores Bosco Vivas, Abelardo Mata, así como los candidatos presidenciales José Rizo y José Antonio Alvarado.
Rizo le ha pedido a Alemán que se retire
Por su parte, el aspirante a la Presidencia de la República por el PLC, José Rizo, declaró ayer ante la prensa internacional, que el ex Presidente Alemán debe disminuir su perfil político, de cara a las elecciones de noviembre, incluso reveló que en reuniones privadas entre ellos le ha pedido “disminuir su protagonismo dentro del partido”, a lo que, según el actual candidato a la presidencia, el ex mandatario respondió que así lo hará.
Indicó que la fórmula presidencial del PLC no tendrá problemas con los juicios que se llevan a Arnoldo Alemán y sus familiares, no así a este partido y sus aliados.

De pronto desistieron en la CSJ
Eloísa Ibarra
El magistrado liberal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) Manuel Martínez Sevilla confirmó ayer que desistieron de la pretensión de presidir la Sala Constitucional, a cambio de la Presidencia y de la Sala Penal.
“En aras de la convivencia hemos negociado y el lunes le dije al magistrado Rafael Solís que les cederíamos la Sala Constitucional y la permutaremos con la Presidencia de la CSJ y con la Sala Penal y la Contencioso Administrativo o Civil”, reveló Martínez.
Rechazó que el canje sea por interés de controlar la Sala Penal donde deberá llegar la solicitud de asistencia legal de Panamá para que se le notifique al ex Presidente Arnoldo Alemán, su esposa María Fernanda Flores y su suegro, José Antonio Flores Lovo, el inicio del proceso judicial por blanqueo de capitales.
Una fuente del FLSN indicó que aún no han aceptado la propuesta del PLC, en relación al canje de la Sala Constitucional por la Penal, esto porque dejarían en manos de los liberales las decisiones en los casos de Alemán y su familia, lo que les quitaría toda posibilidad de negociación utilizando la situación del reo.
Disputarán Sala Penal
Los sandinistas pretenden conservar la Sala Constitucional, porque aunque ya se resolvió el tema del Consejo Supremo Electoral (CSE) se podría presentar otra situación relacionada al proceso electoral.
La Sala Penal se la disputan ambos partidos, pues además del caso Alemán, ahí están pendientes importantes juicios sobre narcotráfico y otros delitos graves.
Martínez dijo que, aunque existe un acuerdo firmado sobre la alternabilidad y la división de Salas, que consta en actas y está impreso en una revista jurídica, por el bien de la CSJ, han decidido negociar.
Las cuatro salas de la CSJ: Penal, Constitucional, Civil y Contencioso Administrativo están desintegradas desde el pasado 18 de marzo, cuando se venció el periodo de las autoridades. Desde esa fecha, los magistrados no realizan ninguna función jurisdiccional.
Martínez considera necesario llegar a un acuerdo porque el próximo mes se vence el periodo de 21 magistrados de Tribunales de Apelaciones de todo el país y por eso su grupo tiene voluntad de normalizar el poder.

Con la colaboración de Sergio Aguirre