Política

Asamblea discutirá destrucción de SAM-7

EEUU ha presionado por la destrucción de esos cohetes portátiles por temor a que esas armas caigan en manos de terroristas.

El presidente de la Asamblea Nacional, el diputado Eduardo Gómez, informó hoy que debatirán en el plenario una iniciativa de Ley que permitiría destruir unos 651 misiles tierra-aire, conocidos como Sam 7.
"Pueda que sea mañana o en la próxima semana", declaró Gómez, quien agregó que
existe consenso entre los 91 diputados para discutir pronto ese tema.
El ministro de Defensa, Avil Ramírez, pidió el 19 de abril pasado a los diputados aprobar la destrucción de 651 misiles antes de octubre próximo, cuando celebrarán la VII conferencia de Ministros de Defensa de las Américas que se realizará en el país.
El titular del legislativo explicó que, previo a la discusión de los misiles, debatirán una iniciativa de reforma a la Ley de Armas para bajar de 56 a 47 el número de votos para autorizar la destrucción del armamento militar.
En 2004 fueron destruidos, por órdenes del presidente Enrique Bolaños 1mil misiles, poco menos de la mitad de su inventario original de unos 2 mil 100, que en los años 80 obtuvo el entonces gobierno sandinista de la extinta Unión Soviética.
Una reforma a la Ley de Armas aprobada por el Parlamento a fines de 2004 obliga ahora al Ejecutivo a contar con la aprobación del Legislativo para destruir esos artefactos, lo que antes no era necesario.
EEUU ha presionado por la destrucción de esos cohetes portátiles por temor a que esas armas caigan en manos de terroristas, ya que son de fácil transporte y tienen la capacidad de derribar aviones comerciales.
Tras la futura destrucción de estos cohetes tierra-aire, el Ejército se quedará con una reserva de 400 RPG-7, que consideran suficientes para la defensa de la soberanía nacional.