Política

Ex magistrados CSE ven frágil el acuerdo


El ex magistrado del Consejo Supremo Electoral (CSE) Mauricio Montealegre advirtió de un nuevo acuerdo entre el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y el Frente Sandinista (FSLN) para destrabar el trabajo en el Consejo Supremo Electoral (CSE), en vista de que los magistrados de ambos partidos suscribieron ayer un acuerdo para superar el impasse en ese Poder del Estado.
“Además de la alegría que nos da ese acuerdo, motiva un cuestionamiento político, porque se reanuda el noviazgo entre el PLC y el FSLN, ya que básicamente mantiene el acuerdo entre ambos”, anotó.
“Me extraña de sobremanera que después de tantos recursos de amparo que se metieron unos y otros, en diferentes tribunales del país, vengan a sentarse para hacer lo que se estaba haciendo”, añadió el presidente de la Comisión Electoral Nacional de Alianza Liberal Nicaragüense (ALN).
No obstante, manifestó regocijo ante la posibilidad de que los magistrados asuman sus responsabilidades al frente del proceso electoral en esta contienda.
Bancadas partidarias quedan intactas
Por su parte, la ex presidenta del Consejo Supremo Electoral (CSE), Rosa Marina Zelaya, calificó de frágil el acuerdo suscrito ayer entre los magistrados del Poder Electoral de no romper el quórum hasta enero de 2007 para no afectar las elecciones de noviembre de este año, puesto que todavía su accionar será de bancadas partidarias y, por tanto, proclives a enfrentarse en el plano político en cualquier momento, lo que pondría en peligro ese “pacto de caballeros”.
Sin embargo, comentó que de llegar a concretarse este acuerdo, sería muy beneficioso para todo el proceso electoral, en lo que se refiere a nivel técnico y administrativo, pero resaltó que como Poder Electoral deberán comportarse como organismo soberano y autónomo en estas elecciones, es decir, que administren la justicia con equidad, que sean árbitros de todos los partidos políticos, pero sin partido político.