Política

Juicio Panamá vale un combo

* ¿Qué mensaje llevó el Cardenal a Arnoldo Alemán en su visita a El Chile?

La presión por el juicio penal que promueve Panamá contra el ex presidente Arnoldo Alemán habría obligado a los representantes del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) a doblar su rey ante del Frente Sandinista en la crisis institucional que mantenía interrumpida la labor legislativa en la Asamblea Nacional y semiparalizada en el Consejo Supremo Electoral (CSE) y la Corte Suprema de Justicia (CSJ).
Fuentes extraoficiales revelaron a EL NUEVO DIARIO que Alemán tuvo que doblar el brazo a su bancada en el Parlamento, el CSE y en la CSJ, en donde desistió de reclamar el control de la Sala Constitucional y se aferró a la Sala Penal, porque serán sus magistrados quienes deberán resolver la petición formulada por el Poder Judicial panameño, que emitió una orden de aprehensión contra el ex gobernante y solicitó que sea notificado del proceso iniciado en su contra.
La fuente aseguró que el régimen de convivencia familiar del que goza Alemán podría ser modificado o revocado, dependiendo de los alcances de la orden de prisión preventiva emitida por el juez panameño Adolfo Mejía.
Por tal razón, en los próximos días se podrá observar la reelección del liberal Manuel Martínez en la presidencia de la CSJ y a un colega suyo en la presidencia de la Sala Penal.
El cardenal y su visita
En ese contexto, no se descarta que el cardenal Miguel Obando haya jugado un papel fundamental en la consecución de los acuerdos, pues Alemán lo fue a visitar a la Unica el pasado 18 de mayo para informarle de las amenazas del juicio abierto en su contra en el país canalero; en cambio, el prelado almorzó anteayer con el ex mandatario en su hacienda El Chile.
Mientras tanto, Alemán ordenó a la bancada en el Parlamento abandonar la postura intransigente que mantenía paralizadas las sesiones plenarias en tanto no se discutiera la interpretación auténtica del artículo 6 de la Ley Electoral.
De los 79 diputados que asistieron a la sesión plenaria, 31 liberales votaron a favor de la interpretación; 38 sandinistas en contra, en cambio, Miguel López y Orlando Tardencilla se abstuvieron y siete diputados de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) prefirieron no hacer uso de su derecho, porque el pleito era entre liberales y sandinistas.
Durante la votación se mostró el desinterés de los liberales, pues de los 40 legisladores rojos asistieron 31 a la sesión, y extrañamente la primera secretaria, María Auxiliadora Alemán, aunque estaba presente, no ejerció su derecho al voto.
Recriminaciones
Los magistrados liberales ante el CSE René Herrera, Luis Benavides y José Cardenal se vieron obligados a suscribir con sus colegas Roberto Rivas, Emmet Lang, José Luis Villavicencio y José Miguel Córdoba un compromiso de mantenerse en sesión permanente hasta el próximo 15 de enero.
En caso de que cualquiera de los liberales incumpla ese compromiso, Rivas aplicará la resolución de la CSJ que avaló la incorporación de los magistrados suplentes a las sesiones, con la salvedad que sería escogido por el propietario que abandone sus funciones.
Ese acuerdo de los magistrados electorales, rubricado en el hemiciclo plenario de la Asamblea Nacional, contempla, además, el reconocimiento de los liberales a la reelección de Rivas y Lang en los cargos de presidente y vicepresidente del CSE, respectivamente.
El coordinador de la bancada sandinista, Edwin Castro, atribuyó la superación de la crisis a “la presión popular, y porque los liberales se dieron cuenta de que no tenían los votos para aprobar la interpretación auténtica”.
En cambio, la jefa de la bancada liberal, Lilliam Morales, admitió su derrota y recriminó a sus colegas de ALN de haber pactado con el FSLN.
ALN acusa al PLC
El diputado Jorge Matamoros, de la ALN, negó el pacto con los sandinistas y, por el contrario, acusó al PLC de haber repactado con el líder rojinegro Daniel Ortega.
Aparentemente, la decisión del ex gobernante desconcertó a sus magistrados, quienes acudieron inmediatamente a la hacienda El Chile, a fin de que les explicara el contenido de los acuerdos, y horas más tarde se dieron cita en la casa de José Rizo para seguir asimilando la línea.