Política

Magistrados electorales en sesión permanente

Los magistrados se comprometieron a no romper el quórum de ley durante la celebración de sesiones hasta el 15 de enero del 2007.

Los magistrados del Poder Electoral acordaron hoy declararse en sesión permanente hasta el último día de entrega de credenciales de las autoridades que resulten electas en los comicios generales del 5 de noviembre.
El acuerdo fue suscrito por los siete magistrados propietarios y tres suplentes del Consejo Supremo Electoral (CSE) en la sala de sesiones del Parlamento, que reanudó hoy sus sesiones tras mes y medio de estancamiento.
El presidente del Poder Electoral, el magistrado Roberto Rivas, dijo en un discurso ante la presencia de los diputados, que el compromiso es trabajar ininterrumpidamente hasta el 15 de enero del 2007.
El CSE entregará el 9 de enero del 2007 las credenciales a los 91 diputados propietarios y 91 suplentes que resulten electos ante el Parlamento.
Un día después acreditarán al presidente y vicepresidente de la república y el 15 de enero entregarán credenciales a los diputados propietarios y suplentes electos ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen).
Los magistrados electorales también se comprometieron a no romper el quórum de ley durante la celebración de sesiones hasta el 15 de enero del 2007. El quórum se hace con cinco de siete magistrados propietarios del CSE, que está integrado por tres liberales, tres sandinistas y un independiente.
Antes de los acuerdos de hoy, los magistrados no habían logrado reunir quórum para celebrar sesiones por diferencias entre liberales y sandinistas en cuanto a la incorporación de magistrados suplentes a las sesiones, desde finales de marzo pasado.
Esas diferencias fueron objeto de preocupación de la Organización de Estados Americanos (OEA), el Centro Carter y de los organismos de observación electoral. Los magistrados acordaron que la incorporación de sus suplentes será efectiva en caso que falte algún magistrado propietario a las sesiones.
Rivas pidió a los diputados servir de testigos del acuerdo y subrayó que el compromiso asumido haya sido entre los nicaragüenses. Aseguró que las elecciones generales del 5 de noviembre serán transparente y organizadas, igual a las regionales celebradas el 5 de marzo pasado en la Costa Caribe.
Invitó a los demás poderes del Estado, incluido al Ejecutivo con el que mantienen diferencias, a trabajar juntos en pro de un proceso electoral organizado, limpio y justo.
Previo a la lectura del acuerdo del CSE, el Parlamento rechazó una iniciativa de Ley que pedía interpretar el artículo 6 de la Ley Electoral referido al funcionamiento de ese poder del Estado, que exigían los liberales.
El presidente del Parlamento, Eduardo Gómez, explicó que en una reunión de la junta directiva celebrada ayer se había acordado que esa ley se aprobaría con mayoría calificada, es decir 56 votos, que los liberales no reunían.
La iniciativa de ley se rechazó con 31 votos a favor, 38 en contra, dos abstenciones. Los otros 20 diputados, de los 91 que integran el Poder Legislativo, no estaban presentes.