Política

Ronda división FSLN en Nueva Segovia


El Frente Sandinista podría dividirse en Nueva Segovia, a la luz de los resultados electorales de la consulta popular realizada el pasado 7 de mayo, que mantiene confrontados a los militantes porque del precandidato César Castellanos reclama el triunfo que las autoridades electorales departamentales concedieron a Leonel Laguna.
Por esa razón, una veintena de partidarios de Castellanos se tomó la casa departamental del partido la noche del viernes e impedía la salida de Augusto Rojas y Mayra Rodríguez, miembros del consejo electoral departamental, quienes portaban el fólder con los resultados oficiales.
“Tuvimos que salir por el monte, saltar cercas y tomar un taxi por el cementerio”, relató Rodríguez. Castellanos también se presentó ayer junto a sus seguidores ante la secretaría del FSLN, en Managua, para reclamar la nominación oficial, alegando que obtuvo 4,841 contra 4,699 que alcanzó Laguna.
Los funcionarios electorales del FSLN y dos de los precandidatos que resultaron con el tercero y cuarto lugar, respectivamente, y el virtual ganador, tuvieron que alquilar un auditorio de la Cruz Roja para dar lectura oficial a la resolución, en medio de vigilancia policial.
Amenazan renunciar al FSLN
Previo al anuncio, Castellanos rechazó la resolución de la CSNE y vino a Managua, acompañado del diputado Octavio Álvarez, alcaldes de Dipilto y San Fernando y secretarios políticos de siete municipios en un intento por revertir la difícil resolución ante la secretaría del FSLN.
En ese sentido, Castellanos interpuso formal denuncia ante la Comisión Electoral Nacional de ese partido que preside el comandante Lumberto Campbell y exigió respeto a los resultados.
“En lo que respecta a mi persona, gané sin problemas el escaño por Nueva Segovia, pero hay un grupo de simpatizantes del candidato que quedó en segundo lugar que quieren alzarse con una victoria a toda costa, incluso, en su desfachatez están impugnando mesas electorales donde ni tienen el derecho de hacerlo, ya que los fiscales que pusieron ni siquiera estaban acreditados”, indicó.
Agregó que, además, esas personas que quieren impugnar las votaciones ni siquiera llenaron un formato especial de impugnación que se utiliza para estos casos, sino que lo hicieron al dorso de una hoja, y de acuerdo con las leyes y reglamentos de la votación no debe proceder.
Francisco Machado, activista de Castellanos y concejal de este municipio, advirtió que si las autoridades electorales no revierten su decisión, cuatro miembros del Consejo Sandinista Departamental (CSD) renunciarán a sus cargos partidarios, así como varios secretarios políticos municipales. “Y que sean los “ungidos” los que vengan a reorganizar el partido”, indicó.
Castellanos se pregonaba durante la campaña electoral interna como “el candidato oficial”, haciendo creer que gozaba de la “bendición” del comandante Daniel Ortega.