Política

Cumbre refuerza idea del TLC con Europa


VIENA, AUSTRIA
En el extenso documento aprobado por los mandatarios de la Unión Europea (UE), América Latina (AL) y el Caribe, se brindó la bienvenida a la decisión tomada por América Central y la UE para lanzar las negociaciones de un Acuerdo de Asociación, incluyendo el establecimiento de una zona libre de comercio.
Ese relanzamiento de las negociaciones entre la UE y América Central para concertar en Tratado de Libre Comercio fue la nota concreta que surgió de la IV Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea, América Latina y el Caribe, que culminó la noche de ayer, viernes, y que contiene trece puntos.
De acuerdo con el presidente de Nicaragua, Enrique Bolaños, ese Acuerdo de Asociación Económica contará con tres componentes básicos: un Tratado de Libre Comercio, desarrollo económico, y la cooperación hacia temas sensibles.
Asimismo, la Declaración recoge el fortalecimiento del multilateralismo para la adopción de la paz y el respeto al derecho internacional, en respuesta a la solicitud de Cuba en torno a la Ley Helms-Burton, que según los isleños violenta la soberanía nacional.
El tema energético
Hay que destacar que los mandatarios de ambos continentes reconocieron con preocupacion el problema energético, y se pronunciaron por reforzar un diálogo birregional y de notable cooperación sobre la obtención de la energía renovable. “Damos la bienvenida a los esfuerzos para promover iniciativas en el tema de la integración energética entre América Latina y el Caribe, y vemos con buenos ojos la reunión de expertos entre la UE, AL y el Caribe, que se efectuó en Bruselas, Bélgica, el 20 y 21 de abril pasado”, dice el documento.
Igualmente, los mandatarios reconocen “los derechos soberanos de los países de administrar y regular sus recursos naturales”, y manifiestan que “continuaremos y reforzaremos nuestra cooperación con vistas a establecer un intercambio balanceado y regímenes regulatorios más compatibles”. “Nosotros subrayamos la importancia de desarrollar e invertir en la infraestructura energética con el objetivo de asegurar accesibilidad a sistemas energéticos confiables y al alcance de todos”, anota el documento.
La migración
Otro punto importante donde los mandatarios consensuaron su posición es el tema migratorio. “Reconocemos la necesidad de aprovechar los beneficios de la migración para ambas regiones, así como para los mismos migrantes”, dijeron, y se comprometieron a mantener “un diálogo constructivo sobre la migración”.
“Sobre todo” --dice la Declaración--, “nosotros ponemos sobre el tapete nuestros compromisos hacia una protección efectiva de los derechos humanos de todos los migrantes”. Otros temas abordados por los mandatarios en esa Declaración fueron: Democracia y derechos humanos, terrorismo, drogas y crimen organizado, medio ambiente, desarrollo y empleo, lucha contra la pobreza, inequidad y exclusión, y el intercambio de conocimientos y de las capacidades humanas.