Política

Alvarado acepta ser segundo de José Rizo

* Luego de recriminaciones y negociaciones, Alvarado se rinde ante Rizo * El sello de las alianzas no resultó como lo quería Trivelli

Esteban Solís

A última hora, el doctor José Antonio Alvarado aceptó la candidatura a la vicepresidencia de la República por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y acompañar al candidato José Rizo Castellón en las elecciones del cinco de noviembre.
La decisión de Alvarado dividió profundamente al Partido Alianza por la República (APRE) del cual era candidato presidencial. El propio Alvarado dijo, al ser presentado por Rizo, que algunos directivos “apristas” lo apoyan en esta decisión.
Por su parte y un tanto eufórico, Rizo aseguró que Alvarado no dudó ni un instante en aceptar la oferta. Extraoficialmente se maneja que el PLC le ofreció a Alvarado cinco diputaciones, dos de éstas en el Parlamento Centroamericano. Atrás quedaron las 18 diputadores.
Antes, al momento de la inscripción, y como parte de las presiones, el candidato presidencial José Rizo dijo que las diputaciones no se repartían como caramelos, en alusión al dirigente de APRE, que supuestamente había exigido al PLC 18 escaños para propietarios y una decena de suplencias. Rizo dijo que en lo personal era un honor y un privilegio que lo acompañara Alvarado, y hasta se inventó una consigna de que “urgen los chepes”, sin percatarse que el pueblo le llama “chepes” a los zopilotes.
Negociaciones con Montealegre fueron intensas
Alvarado contó que discutió ampliamente durante casi todo el día con Eduardo
Según el candidato a la vicepresidencia por el PLC, el presidente de APRE, Miguel López, estaba de acuerdo con suscribir una alianza institucional con el PLC, pero al final, cambió de opinión.
Dijo que Montealegre ya le había ofrecido la vicepresidencia o la primera diputación en la Asamblea Nacional, pero al final aceptó la oferta del PLC, porque sintió que la unidad del liberalismo pasa por ese partido.
Deja colgado al APRE
Alvarado, que no cree que lo vayan a tildar de traidor por volver al PLC, dijo que Ivania Toruño, segunda vicepresidenta de APRE, sería la responsable de firmar la supuesta alianza con el PLC, porque así lo había decidido Miguel López.
Rizo dijo que Eduardo Montealegre es candidato del presidente de la República, Enrique Bolaños, y no duda que algunos funcionarios públicos que están en el APRE busquen “por ahora” al candidato del mandatario. Incluso, dijo que Montealegre representa el continuismo de Bolaños, horas después que estuvo a punto de irse con él.
José Antonio Alvarado y José Rizo brindaron alegremente, aunque Alianza por la República, APRE, se dividió, porque su presidente y otros directivos como Alejandro Fiallos y Ruth Sequeira, habían adelantado sus pasos en dirección a Eduardo Montealegre.
Durante su inscripción, el candidato del PLC dijo que su partido es una fuerza política real, y como tal, se espera un choque de trenes el cinco de noviembre entre su partido y el FSLN, entre su persona y el candidato sandinista Daniel Ortega.
El candidato hizo los comentarios inmediatamente después que el presidente del PLC, Jorge Castillo Quant, registró la alianza encabezada por ese partido, ante las autoridades del Consejo Supremo Electoral.
Las matemáticas iniciales
El doctor Rizo no quiso comentar unas declaraciones atribuidas al embajador de los Estados Unidos, Paul Trivelli, quien responsabilizó a Arnoldo Alemán de que no se hayan aliado el PLC y Alianza Liberal Nicaragüense, que encabeza Eduardo Montealegre.
Ayer mismo circuló una nota de la firma encuestadora Cid-Gallups y sus matemáticas preliminares sobre los partidos políticos, y sus posibilidades electorales es que el PLC cuenta a la fecha con un mínimo del voto nacional del 25 por ciento.
El FSLN obtiene 30 por ciento, mientras que a Eduardo Montealegre y Herty Lewites les otorgan entre un 20 y un 22 por ciento.