Política

Inician negociaciones para TLC entre Centroamérica y UE


VIENA, AUSTRIA
El inicio de las negociaciones para un Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y la Unión Europea ya es un hecho, y el caso de la Ley Helms Burton tiene grandes posibilidades de ser contemplado en la Declaración de Viena que será adoptada este viernes 12 de mayo.
Lo anterior se desprende del último borrador que preparan los cancilleres a la Declaración de Viena y al cual tuvimos acceso, donde se plasma que tanto Latinoamérica como la Unión Europea dan la bienvenida a la implementación exitosa de un Tratado de Asociación y al ejercicio de una integración económica regional con Centroamérica.
“Damos la bienvenida a la decisión tomada por la Unión Europea y Centroamérica para el lanzamiento de las negociaciones de un Acuerdo de Asociación, incluyendo el establecimiento de una Zona de Libre Comercio”, reza el texto.
Respecto a la adopción de una posición de la Unión Europea y Latinoamérica sobre el caso de la Ley Helms Burton, la Declaración podría abogar por la defensa a la soberanía de todos y cada uno de los Estados de estas dos regiones, haciendo énfasis en la carta de las Naciones Unidas, que manda el respeto a la integridad territorial, así como a la independencia política, evitando de esta forma, en las relaciones internacionales, las amenazas o el uso de la fuerza en cualquiera de sus tipos.
Bolaños: “Somos
oasis de paz”
Mientras tanto, el presidente de Nicaragua, Enrique Bolaños, destacó que en esa Cumbre los países del istmo serán los grandes ganadores, porque Centroamérica es un oasis de paz y de comprensión entre todos los líderes.
Es que Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala, los cuatro países centroamericanos que se han esforzado por consolidar la Unión Aduanera Centroamericana, son los mayores beneficiados con el virtual anuncio del inicio de negociaciones para formalizar el acuerdo comercial entre la Unión Aduanera y Centroamérica.
Caso contrario sería el de Costa Rica, que tendrá que apurar su integración al sistema centroamericano, pues la Unión Europea podría ponerle como requisito para ser parte del acuerdo, acogerse a los lineamientos de la Unión Aduanera y a programas migratorios como el CA-4.
En tanto, Panamá tendrá que acogerse a la Declaración de Guatemala, es decir, una integración con el resto de Centroamérica.
El presidente Bolaños, quien además de participar en la Cumbre cumplió con una apretada agenda, sosteniendo reuniones bilaterales con el presidente de Austria, Heinz Fischer, el primer ministro de Luxemburgo, Jean Claude Juncker, y con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, expresó su confianza en que durante lo que resta del año se pueda concluir el proceso de negociación, para que en 2006 pueda ser suscrito el acuerdo comercial con Europa.
“Yo tengo fe y esperanza de que en todo lo que resta del año las negociaciones podrían quedar casi listas para comenzar el acuerdo el próximo año”, dijo el mandatario.
Recordó que de ese acuerdo comercial con Europa se viene hablando desde hace cinco años, “pero quedamos en que completaríamos primero (el Cafta) con Estados Unidos para luego continuar con Europa”.
“Nosotros hemos hecho grandes esfuerzos para poder tener una Unión Aduanera, porque para firmar ese acuerdo debe de haber libre movimiento de los productos y también contar con un único sistema de arbitraje en cortes uniformes para dirimir cualquier discordia o algún mal entendido”, expresó.