Política

Gobierno creará junta liquidadora de bancos quebrados

* A pesar de que el PLC ha dicho que no dejará pasar iniciativas del Ejecutivo mientras no se resuelva el conflicto médico * Cartera a recuperar se estima en 290 millones de dólares

William Briones

A pesar de la parálisis que afecta a la Asamblea Nacional y la amenaza de la bancada del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, de no aprobar ninguna ley que les envíe el Ejecutivo, el presidente Enrique Bolaños remitió, con carácter de urgencia, a ese Poder del Estado un proyecto de ley que crea la Junta Liquidadora de Bancos.
La iniciativa pretende recuperar las carteras de nueve bancos quebrados en años anteriores, recursos que presuntamente serían empleados en la construcción de unas 43 mil viviendas de interés social, por la vía del Instituto de Viviendas Urbanas y Rural (Invur).
De acuerdo a la exposición de motivos, esa Junta Liquidadora deberá captar todos los bienes muebles, inmuebles y carteras, en poder o dominio del Banco Central de Nicaragua (BCN), que les fueron trasladados de los quebrados Banco del Sur, Bancosur; Mercantil, Bamer; Nicaragüense de Industria y Comercio, Banic; Bancafé e Interbank.
Monto se estima en 290 millones de dólares
Asimismo, los adeudos provenientes del Banco Nacional de Desarrollo, BND, Inmobiliario de Nicaragua, BIN y de Crédito Popular, BCP, esto al margen del escándalo por el uso y destino de los Certificados Nicaragüenses de Inversión, Cenis.
Según las previsiones, el monto total de estos bienes ascienden a 290 millones de dólares, de los cuales es factible invertir de inmediato unos 87 millones para los fines indicados.
La iniciativa establece que esa Junta Liquidadora la integrarán cinco miembros: un presidente ejecutivo, el titular del Ministerio de Hacienda y Crédito Público o su delegado, el presidente ejecutivo del Invur y dos miembros del sector privado, ratificados por el Parlamento.
Adolfo Chamorro, Presidente Ejecutivo de Invur, confirmó las proyecciones habitacionales y dijo que existe coordinación con alcaldes en diferentes municipios del país, tanto liberales como sandinistas u otras tendencias políticas, para la construcción de esas viviendas, las que descartó tengan motivaciones electorales.
Proyectos
beneficiarán a alcaldías
“Estos proyectos serán ejecutados por alcaldes sandinistas, liberales, conservadores y de Alianza por la República. Los pobladores beneficiados son de diferentes tendencias políticas. Nicaragua necesita consenso, y, aunque estamos en campaña electoral, al final al pueblo nicaragüense le llegan los beneficios, al margen de colores políticos”, manifestó.
Chamorro explicó que al momento de la quiebra de estos bancos las juntas liquidadoras trasladaron más de 500 millones de dólares al Ministerio de Hacienda, “entre cartera y propiedades de diferentes índoles, como fincas de café, ganado, beneficios de café, terrenos, casas, oficinas y una gran cantidad de activos”.
Después de impulsar una subasta por 250 millones de dólares, quedó un remanente de aproximadamente 260 millones de dólares y mil 800 propiedades entregadas bajo la figura de dación de pago.
Añadió que a falta de un marco jurídico, los 40 mil clientes que adeudan ese capital no saben a quién enterarles la deuda, lo que motivó a Bolaños a proponer la creación de esa Junta Liquidadora, propuesta en esta iniciativa de ley.
“¿Qué hacer con el producto de la liquidación?, nada mejor que convertirlo en viviendas de interés social. En un proceso de cuatro años que contempla la ley, se debe impulsar un proceso agresivo y sostenido para construir las 40 mil viviendas, enfocado en los municipios más pobres del país, como El Tortuguero, Karawala, Rancho Grande, Waslala, Bocay, El Almendro e Isla de Ometepe, entre otros, donde impera la pobreza”, destacó Chamorro.