Política

Breves políticas


Noruega dona más de 400 mil dólares a Ética y Transparencia
El gobierno Noruego, a través de su embajador en Nicaragua, Kristen Christensen, donó al Grupo Cívico Etica y Transparencia la cantidad de 406 mil 348 dólares para financiar el programa particular de este organismo no gubernamental dirigido a la gobernabilidad, observación electoral y campaña cívica durante las elecciones presidenciales 2006.
El programa a ser ejecutado en nueve meses incluye observación en el proceso de elección de diputados, verificación del padrón electoral en su fase II, campaña nacional de comunicación y fortalecimiento institucional.
Montaner injerencista
El vicepresidente de la Internacional Liberal, Carlos Alberto Montaner, se entrometió abiertamente en el proceso electoral nicaragüense con una serie de descalificaciones contra el Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, cuyo gobierno, dijo, en los años 80 fue siniestro, de miedo y desolación.
Manifestó que los sandinistas eran los enemigos de la República y de la libertad, y que su legado fue de un pavoroso desastre.
El ensayista y analista político de origen cubano también se llevó de “refilón” a Arnoldo Alemán, al hacer referencias a los caudillos y a la lucha contra la corrupción, bandera que enarboló el presidente Enrique Bolaños desde el comienzo de su gobierno.

Bolaños lo premia
En un acto entreguista, el presidente Bolaños condecoró con la Orden Rubén Darío al émulo de Trivelli. Luego, Bolaños, arremetió contra los líderes del FSLN y el PLC. Dijo que su gobierno fue acosado desde sus inicios por las sombras y fantasmas del pasado, las sombras y fantasmas del caudillismo, la corrupción, el chantaje y la tentación autoritaria que anhela echar por tierra el proceso democrático iniciado en el 90.
Haciéndole el favor a la derecha, Montaner dijo que la tarea de mejorar la calidad del Estado que necesitan los nicaragüenses y todos los países de América Latina “sólo pueden llevarla a cabo los verdaderos demócratas, porque sus opositores políticos creen en las virtudes del partido único y que el papel de las autoridades es dictarle a los ciudadanos lo que tienen que hacer”.