Política

Cúpulas obreras se junta a Montealegre


William Briones

Estabilidad laboral, respeto a la libertad sindical y a la gestión laboral son, entre otros, los compromisos contraídos ayer por el candidato presidencial de Alianza Liberal Nicaragüense-Partido Conservador ALN-PC, Eduardo Montealegre, con representantes de tres centrales sindicales que se adhirieron a esa coalición electoral.
Como lo revelara EL NUEVO DIARIO, la Central de Trabajadores de Nicaragua, CTN, Confederación Unitaria Sindical Autónoma, CUS, y la Central Nicaragüense de Trabajadores, CNT, suscribieron ayer la integración a ALN-PC, con opción a dirigir la Comisión de Asuntos Laborales de esa alianza, cargo que ocupará Carlos Huembes.
Ofrece un gobierno sensible
A pesar del origen banquero de Montealegre, el secretario general de la CUS, Carlos Martínez, dijo tener expectativa de que éste impulsará “un gobierno más sensible hacia los trabajadores”.
Dijo que su organización cuenta con unos 20 mil afiliados, mientras que las otras dos centrales tienen cifras similares. “Nuestro compromiso es involucrarnos directamente en la campaña electoral, para que los afiliados voten por ALN-PC”, indicó.
En el acuerdo suscrito por Carlos Huembes, de la CTN; Carlos Martínez, por la CUS; y Frank Jiménez, de la CNT, denominado “Compromiso por la libertad y la democracia”, los sindicalistas aseguran “que la democracia representativa es el mejor sistema político para gobernar eficazmente, a favor de todos los nicaragüenses, para permitir el desarrollo pleno de los ciudadanos y del país”.
Reclaman protagonismo
Argumentan la adhesión a esa alianza electoral, en el hecho de que el sindicalismo debe tener un rol beligerante en las decisiones cruciales del país y en el compromiso con la transparencia en el manejo de la administración pública.
Comentó que ALN-PC se va transformando “más que una simple alianza política, en una alianza para los nicaragüense, para no condenar a Nicaragua a regresar al pasado”, indicó.