Política

CSE pide no politizar modernización


Ary Pantoja

Las autoridades del Consejo Supremo Electoral, CSE, demandaron a la Asamblea Nacional no someter a “negociaciones políticas” la ratificación de un crédito por 5.9 millones de euros, unos 150 millones de córdobas, con el gobierno de España, destinado a financiar el proyecto de modernización del Poder Electoral, aprobado desde el año 2004.
El secretario general del CSE, Francisco Quiñónez, llamó a los diputados a no continuar retrasando la ratificación de ese crédito, que sería empleado para modernizar el Registro Central del Estado Civil de las personas, mantenimiento del sistema informático, modernización de la fábrica de cédulas, establecer el sistema de información gerencial, modernizar del sistema de cartografía electoral y del Centro Nacional de Cómputos.
“Es un crédito concesional, con un período de amortización a 32 años, con 16 años de gracia y al 2 por ciento de interés anual, casi una donación”, explicó Quiñónez. Alertó que sin este crédito, las áreas a beneficiarse no podrán atender con agilidad las necesidades de este año electoral.
Peligra cedulación
Las autoridades electorales tenían puestas sus esperanzas en que los legisladores incluyeran la ratificación de ese crédito durante las fallidas sesiones de la semana pasada, para comenzar a ejecutarlo, cosa que no ocurrió al enfrascarse en un impasse el Legislativo.
Quiñónez explicó que la empresa española Transtool S.A., ganadora de la licitación, llegará al país cuando el Parlamento ratifique dicho crédito. La ejecución del proyecto se estima en 24 meses, e incluye la capacitación de personal nicaragüense, por parte de expertos españoles.
Considera que el retraso de casi dos años en la aprobación y ratificación del préstamo afectará sensiblemente la elaboración de las nuevas cédulas de identidad, de manera que aquellos documentos que caducaron el año pasado, este año y el próximo, continuarán válidas hasta el 2008, cuando comiencen a hacer las nuevos documentos de identidad ciudadana.