Política

Alcalde liberal cuenta sus experiencias en Venezuela


Lesber Quintero

RIVAS
René Martínez, alcalde liberal de Rivas y amigo cercano del doctor Arnoldo Alemán, dejó entrever a EL NUEVO DIARIO, que no ha recibido el menor regaño de sus líderes por haber viajado a Venezuela para participar en la firma del convenio entre PDV Caribe, filial de Petróleos de Venezuela S.A., Pvdvsa y la Asociación de Municipios de Nicaragua, Amunic, pese a que el vocero del PLC, Leonel Téller, declaró que a los alcaldes liberales que participaron en ese viaje les iban a “halar la chaqueta”.
Martínez es la principal figura política que tiene el PLC entre los alcaldes liberales, ya que durante el período presidencial de Alemán fungió como su maestro de ceremonias, y desde allí se ganó la confianza del líder del PLC. Es el autor del famoso grito de: ¡Aaarnoldooo! ¡Aaarnoldoooo! ¡Aaarnoldooo!
Hubo deferencias
En entrevista a EL NUEVO DIARIO, manifestó que políticamente el viaje no lo ha perjudicado en nada. “Si nos quisieron usar a los alcaldes liberales no sé, pero la verdad es cada quien hala agua para su molino y yo necesitaba combustible para Rivas, y si esto trae consecuencias políticas se verán en el futuro” explicó.
Indicó que entre las cosas llamativas que le sucedieron durante la firma, fue el hecho de que lo hayan ido a buscar de la fila ocho en donde se había ubicado, para ubicarlo en la primera, donde quedó frente a frente con el presidente Hugo Chávez, Daniel Ortega y Dionisio Marenco, quienes presidían la mesa. Es la fecha y aún no sabe por qué lo llamaron a sentarse en la primera fila.
Por otro lado, señaló que evitó aplaudir a Chávez y Ortega, y que no fue a cenar con el presidente.
“Lo que sí es cierto es que le llevé una bolsa de rosquillas de regalo al presidente Chávez, las que en un inicio tomó con recelo, pero yo le dije que las agarrara con toda confianza porque eran las rosquillas más famosas de Nicaragua. Además, le dije que eran las que comía el comandante Ortega”, explicó entre risas Martínez.
Extrañamente, Martínez también aseguró que los alcaldes liberales no tenían conocimientote de que Ortega estaría presente en la firma. “Si yo lo hubiera sabido, lo hubiera pensado antes de hacer el viaje, pero no me arrepiento de haber viajado, y si me tocara regresar lo hago siempre y cuando sea en por de Rivas y sin necesidad de pedirle permiso a nadie”.
Tiene la bendición de Alemán y Rizo
Días después de su regreso al país, Martínez se comunicó vía telefónica con los doctores Arnoldo Alemán y José Rizo Castellón, para consultarles qué opinaban acerca de su viaje a Venezuela, y, según él, Alemán le dijo que hiciera todo lo que fuera en pro de Rivas; mientras que el candidato presidencial le señaló que no tenía por qué pedirle permiso a nadie.
Al final de la entrevista, el edil rivense aseguró que muy pronto regresará a Venezuela, y esta vez para concretar un hermanamiento entre una municipalidad venezolana y la “Ciudad de los Mangos”.