Política

Ortega: “estoy seguro que voy a ganar”

El Secretario General del FSLN dijo que después de 15 años de intentos fallidos, el partido de izquierda cuenta con todas las condiciones para triunfar en las elecciones de noviembre, a pesar del rechazo de EEUU. El reto, advierte, es ganarse a los electores indecisos.

El secretario general del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y candidato presidencial, Daniel Ortega, afirmó en La Habana que en Nicaragua están dadas todas las condiciones para su victoria en las elecciones de noviembre.

"Después de 15 años de batallar desde abajo, se han creado las condiciones para que el FSLN alcance la victoria", dijo el dirigente sandinista en entrevista con el diario oficial Granma, publicada este martes.

Ortega, que por cuarta vez postula a la Presidencia, añadió que para el FSLN (1979-90) obtener el triunfo en esos comicios presidenciales "es un reto duro, con Estados Unidos como el contrincante que siempre se las arregla para conseguir la unidad de la derecha".

Washington y la derecha "ya están levantando el miedo del regreso de la guerra y los años de bloqueo, pero del otro lado están las secuelas sociales de un modelo neoliberal que hace aguas y expande la conciencia social".

Ganarse a los indecisos

"El avance obtenido en las anteriores elecciones municipales nos da razones para un mayor optimismo tras alcanzar 87 alcaldías. Tenemos que romper el miedo y ganar a los indecisos para hacer realidad el cambio, que estará en sintonía con las necesidades acumuladas en el país, y los nuevos vientos que soplan en el continente", agregó.

Ortega, un cercano amigo y aliado político del presidente cubano, Fidel Castro, participó el pasado martes en una marcha de protesta frente a la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, en la que, según estimaciones oficiales, desfilaron 1,4 millones de cubanos junto a Castro.

Sobre la situación en Nicaragua, Ortega estimó que "mientras los reportes oficiales hablan de crecimiento económico, el 70% de la población vive en la pobreza y de ese segmento el 40% lo hace en condiciones extremas".

"Más de un millón de niños y jóvenes dejan de asistir anualmente a la escuela, mientras la llamada salud pública para muchos resulta apenas recibir una receta y no poder pagar el medicamento y mucho menos análisis, una tomografía o cirugía", añadió.

En cuanto a la recuperación económica anunciada oficialmente, Ortega estimó que "el aumento de los ingresos por las exportaciones responde a una coyuntura, como ocurre con el precio del café, y ahora del azúcar, pero no al incremento de la producción".

También se debe a la maquila, "que no le deja nada al país, salvo salarios de miseria y explotación", dijo.