Política

Se profundiza crisis en el CSE

* Roberto Rivas desatiende solicitud de magistrados liberales y convoca para intentar reunirse hoy * PLC llama a la derecha nicaragüense a juntarse para denunciar supuesto fraude electoral

El conflicto interno en el Consejo Supremo Electoral (CSE) tiende a profundizarse, después que el presidente de ese Poder del Estado, Roberto Rivas, desatendió la solicitud de sesión extraordinaria, presentada ayer por los tres magistrados liberales para discutir el cambio de nombre del Movimiento de Salvación Liberal (MSL) a Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), y la aplicación de los artículos 41 y 116 de la Ley Electoral.
Rivas dijo que no convocó a sesión extraordinaria, porque sus colegas liberales incumplieron los requisitos del reglamento interno del CSE, al no detallar hora, lugar ni fecha para la reunión; en cambio, convocó para una sesión ordinaria a celebrarse hoy, con el tema ALN en agenda, así como las disposiciones relacionadas al proceso electoral conforme a la Ley Electoral, calendario y puntos varios.
El magistrado liberal, Luis Benavides, dijo que sopesarán la propuesta de Rivas, porque no aceptarán que se excluyan los artículos 41 y 116 de la legislación electoral y el manual Paso a Paso.
“La aplicación de esos artículos es el mejor raticida que puede haber. El problema es que no quieren respetar la ley. Vamos a quitar esa arma esgrimida contra nosotros, de que no asistimos por un tema particular, que es el cambio de nombre (ALN)”, explicó.
En otro orden, el vicepresidente del CSE, Emmet Lang, interpuso un Recurso de Amparo contra los tres magistrados liberales que se niegan a sesionar. Sin embargo, el magistrado del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM), Gerardo Rodríguez, dijo que no pueden obligar a los tres funcionarios a incorporarse a las sesiones, porque no es competencia del Poder Judicial dirimir diferencias de carácter electoral.
Advierten peligro de fraude
“Lo que podemos hacer es darle trámite y ver si lo acompaña su acreditación como magistrado, si lo presentó personalmente, si fue a través de un abogado y si está legalmente facultado. Como Tribunal, no podemos ordenarles a estos magistrados que se incorporen a la sesión”, comentó.
Entre tanto, el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) llamó a las organizaciones políticas de derecha a crear un frente único para denunciar, local e internacionalmente, que los magistrados que controlan el CSE preparan las condiciones para un fraude en las elecciones de la Costa Caribe, a celebrarse en marzo próximo.
El secretario de Relaciones Internacionales del PLC, Francisco Aguirre Sacasa, dijo a EL NUEVO DIARIO que los directivos de su partido ven con preocupación ese fenómeno, y advirtió que sería “un grave peligro” que se repita lo ocurrido durante las elecciones municipales.
El señalamiento está dirigido contra el Frente Sandinista (FSLN), partido al que atribuye el control del Poder Electoral.
Explicó que en el año 2004, uno de los mecanismos del fraude puesto en práctica por el FSLN, y que obtuvo excelentes resultados fue el famoso “Ratón Loco”, que consiste en enviar a los electores a Juntas Receptoras de Votos (JRV) ajenas a su circunscripción.