Política

Quiñónez quiere mandar “desde abajo”

* Morales Tábora confirma inconformidad porque la utiliza como sede para su precandidatura presidencial

Consuelo Sandoval

La nueva jefa de bancada del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Lilliam Morales Tábora, minimizó ayer las contradicciones surgidas con su antecesor Enrique Quiñónez, quien se rehúsa a abandonar las oficinas de la jefatura de bancada, las que utiliza como sede de su precandidatura presidencial.
“No tengo ningún malestar, pero no estoy de acuerdo en que él (Quiñónez) esté manejando su campaña desde las instalaciones de la bancada. Recuerde que como bancada somos el brazo institucional del partido, y no se puede colocar en este mismo espacio una jefatura de campaña”, manifestó Morales.
La legisladora negó que se haya quejado con Arnoldo Alemán por la actitud de Quiñónez, quién pretende seguir mandando en la bancada desde abajo. “Nada tiene que ver Alemán en esto. Hay mucho cariño y respeto hacia Quiñónez”, insistió Morales. Ayer no pudo localizarse a Enrique Quiñónez para conocer su versión.
Morales aseguró que la jefatura de bancada variará radicalmente en cuanto a estilo de conducción, dirección centralizada que tenía Quiñónez. Adelantó que aplicará transformaciones para permitir mayor eficiencia.
Negó que Quiñónez trate de seguir influenciando a través del personal de la bancada. Confirmó que la administradora Celia Sandino, fue sustituida por Cony López, allegada de Alemán, pero a los demás empleados se le garantizó estabilidad laboral.
Dijo que designarán un relacionista público de la bancada para mantener vínculos con los medios de comunicación. “Había un manejo centralizado en la administración, vamos a tener un manejo descentralizado, nombrando a directores de las diferentes áreas, e incluso, estamos creando un cargo para que en vez de administrador sea una secretaría ejecutiva la que maneje la bancada”, detalló.