Política

Sin consenso prepa de precandidatos PLC


Los precandidatos del PLC discutirán, este martes, una propuesta para que los que resulten derrotados como candidatos a la Presidencia queden inhibidos de aspirar a una diputación o asumir algún cargo en los poderes del Estado, excepto el Ejecutivo.
La idea fue presentada y analizada muy brevemente, la semana pasada, durante la reunión entre los precandidatos y el ex presidente Arnoldo Alemán en la casa-hacienda El Chile.
Alrededor de esa propuesta, hay varias ideas que manejan los precandidatos, por ejemplo, para el ex vicepresidente José Rizo es correcto que ninguno de los que hoy están aspirando a la presidencia de la República, de no alcanzar ese objetivo, no deben optar a una diputación.
“Esa medida me parece adecuada para que así nos evitemos inflaciones de último minuto, porque algunos pueden pensar o pretender que si no ganan la candidatura presidencial, entonces como consuelo, les queda la diputación”, razona.
Sin embargo, considera que no se puede condenar a una muerte civil política a una persona prohibiéndole ejercer un cargo de segundo plano en cualquier poder del Estado.
Haroldo Montealegre, también precandidato, opina que la propuesta es acertada, aunque piensa que los que no queden como candidato, pueden aspirar a un cargo ministerial para hacer equipo en un gabinete de gobierno.
Propuesta no tiene consenso
Dijo que la medida, si es aprobada finalmente, es correcta en cuanto a que los aspirantes a la presidencia no puedan optar a un escaño parlamentario, porque no sería justo desplazar a quienes, efectivamente, trabajaron por ganarse esa posición.
Montealegre dijo que se discutió, pero sin llegar a formalizar un acuerdo, que pueden ocupar cargos ministeriales.
Por su parte, el precandidato Francisco Aguirre Sacasa dijo que esa propuesta fue discutida muy tangencialmente y probablemente, este martes, en la segunda reunión con Alemán, se tome un acuerdo definitivo.
Aguirre recordó que en el primer encuentro alguien propuso que el candidato del partido fuese escogido de acuerdo a los resultados de una encuesta.
“La propuesta fue rechazada, porque si aplicamos una encuesta en marzo o abril, el que salga mejor parado quién sabe cómo estará en las preferencias de la ciudadanía cinco o seis meses después, por eso la idea fue rechazada de plano”, comentó.
Recordó que el tema de las elecciones primarias es un asunto muy complejo y todavía hay muchos cabos sueltos.