Política

FSLN y ALN-PC rompen fuegos electorales


Las Minas, RAAN
El Frente Sandinista (FSLN) pretende alzarse con más de 20 concejales en la Costa Caribe Norte, durante las elecciones regionales del próximo cinco de marzo, y retener la presidencia del Consejo Regional, además de mantener la alianza con sus aliados locales, Yatama, para fortalecer la autonomía regional, durante el período 2006-2009, dijeron dirigentes de esta organización.
“El FSLN ha sido factor de estabilidad y gobernabilidad, además que ha tenido mucha incidencia en la solución de conflictos y demandas de las comunidades y municipalidades”, apuntó Carlos Sanders Rigby, candidato indígena por Rosita.
Los candidatos de Rosita, Bonanza y Siuna se comprometieron a impulsar programas económicos, sociales y culturales, para convertir la región en un lugar seguro, armónico, próspero y sostenible en cuanto al aprovechamiento de sus recursos naturales.
Entre tanto, el candidato presidencial de Alianza Liberal Nicaragüense–Partido Conservador (ALN-PC), Eduardo Montealegre, también celebró en la zona el inicio de la campaña electoral, en la que se mostró confiado en que obtendrá una sólida representación en ambos Consejos Regionales de la Costa Caribe.
“Pactistas y entreguistas”
Los pobladores de Mulukukú, Siuna, Rosita y Bilwi recibieron el domingo a Montealegre en la denominada “Caravana de Costa a Costa”. El candidato evitó especular cuántos concejales espera lograr en la contienda de marzo, aunque dijo estar seguro que “la gente de la Costa votará por los candidatos de la ALN-PC, para acabar con el pacto”.
Cabe señalar que los candidatos al Consejo Regional, se ven relegados y opacados por la presencia de directivos de ALN-PC.
En Rosita, Montealegre fustigó a la cúpula del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), a quienes, aseguró, “les interesa más la libertad y el bienestar de una persona”, en clara referencia a Arnoldo Alemán. Llamó “pactistas y entreguistas” a los miembros PLC, y calificó de “bufón” al jefe de la bancada liberal, Enrique Quiñónez, porque “habla tanto y se ufana de líder, que sólo frustraciones consigue. Nadie lo sigue ni lo respalda”, enfatizó.