Política

Minicumbre regional en El Salvador

* Presidentes analizarán retraso del TLC con Estados Unidos y tráfico irregular de armas a Colombia, a solicitud de Uribe

Los presidentes de Centroamérica se reunirán hoy, domingo, en El Salvador para discutir el retraso en la vigencia del Tratado de Libre Comercio (TLC) negociado con Estados Unidos, así como un pedido de Colombia de investigar el tráfico ilegal de armas desde la región hacia las guerrillas de ese país.
“En la reunión vamos a hablar del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y el tema de las armas pequeñas (armas cortas) ilegales va a estar en la mesa, me comprometo a llevarlo a esta reunión a petición del presidente (Álvaro) Uribe”, aseguró el presidente salvadoreño, Elías Antonio Saca. La reunión cumbre de presidentes centroamericanos se efectuará en horas de la mañana, en un salón del Aeropuerto Internacional de El Salvador, ubicado en Comalapa, 44 kilómetros al sur de San Salvador.
Durante el encuentro, los gobernantes prevén analizar el atraso en la entrada en vigor del TLC, principalmente porque los países del istmo aún no terminan de adecuar varias de sus leyes internas para que estén en consonancia con el acuerdo comercial, mientras que otras naciones, como Costa Rica, todavía no ratifican el tratado con los estadounidenses. El TLC estaba previsto a ser puesto en marcha el pasado primero de enero. Sin embargo, no hay definida una fecha específica para su entrada en vigor. “Digamos que se están ajustando temas técnicos, pero en términos generales El Salvador ya está preparado para iniciar el Tratado de Libre Comercio, sólo estamos revisando tópicos de reglamentos y las reformas a las leyes”, agregó Saca.
Cabildeo directo de Washington
Durante la semana, una delegación de funcionarios del gobierno salvadoreño se reunió en Washington con representantes de la oficina de Comercio de Estados Unidos, con el fin de revisar las reformas legales que El Salvador realizó a por lo menos 14 leyes, para adecuarlas a los requerimientos del TLC. “Estamos sumamente preocupados, porque hay posibilidad de retrasar (la entrada en vigor del TLC), yo no me atrevería a dar una fecha porque no está en mis manos, sino en la de ellos (de EU), están revisando ley por ley, artículo por artículo y comparándolo con el tratado”, aseguró por su parte la ministra salvadoreña de Economía, Yolanda Mayora.
El TLC fue firmado en 2004 por los países centroamericanos con Estados Unidos y ya fue ratificado por ese país, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua. En tanto que en Costa Rica el Congreso aún mantiene en suspenso la decisión. Pero los presidentes de Centroamérica no sólo tendrán que analizar qué hacer con el atraso de la puesta en marcha del TLC, sino también tendrán que estudiar el pedido hecho por el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, de que la región ayude a investigar el tráfico ilegal de armas cortas (pistolas) destinadas a las guerrillas de su país. “Estamos absolutamente claros de que no podemos permitir que sigan circulando armas que salgan de nuestros países, armas ilegales que afectan a un pueblo hermano”, remarcó Saca. Uribe también pidió a los centroamericanos su colaboración en el combate al narcotráfico, un tema que también se prevé que los gobernantes del istmo aborden en la reunión de El Salvador, en donde “despedirán a Ricardo Maduro como presidente de Honduras”, añadió el presidente de El Salvador. A la reunión, en la terminal aérea salvadoreña, ya han confirmado su asistencia, además de Saca, los presidentes Óscar Berguer (Guatemala), Enrique Bolaños (Nicaragua) y Ricardo Maduro (Honduras).
También se prevé que asista el presidente electo de Honduras, Manuel Zelaya.