Política

Presidencia legislativa bajo vigilancia

Eduardo Jerónimo Gómez López, Vicepresidente de Alianza por la República (Apre), fue electo Presidente de la Asamblea Nacional, y tuvo el privilegio de haber sido escogido, el pasado 18 de enero, con el voto unánime de los 91 diputados, fenómeno que se presenta por primera vez en la historia de ese poder del Estado. Sin embargo, pese al consenso, a Gómez le corresponderá lidiar con los enfrentamientos políticos que inevitablemente protagonizarán sus colegas diputados, tomando en cuenta que éstos también forman parte de una estructura partidaria que competirá en los comicios nacionales de noviembre próximo

Consuelo Sandoval

El nuevo presidente de la Asamblea Nacional, Eduardo Gómez López, se caracterizó durante los últimos cuatro años de ejercicio en su escaño parlamentario, por su poca participación en los debates parlamentarios y por su trato afable y respetuoso hacia el resto de sus colegas.
Mientras en las negociaciones por el control de la junta directiva, la mayoría de diputados se debatía en una lucha a muerte; el nombre de Gómez se mantuvo en el anonimato y aparentemente sin quererlo y sin el respaldo del presidente Enrique Bolaños, logró ser el candidato de consenso de todas las bancadas parlamentarias.
Gómez se declara admirador del presidente Bolaños y amigo de Arnoldo Alemán, y, aunque en otras ocasiones ha dicho que no votaría por una amnistía que favorezca al ex gobernante liberal, ahora siendo presidente del Parlamento, evitó pronunciarse acerca de la orientación de su voto, tampoco explicó las motivaciones que lo condujeron a abandonar el PLC, desde donde fue electo diputado, en noviembre de 2001.
Próspero productor de ganado, caña, banano y productos no tradicionales, Gómez confiesa que se introdujo en el escabroso mundo de la política en 1960, integrándose al Partido Liberal Nacionalista (PLN), que dirigió el dictador Anastasio Somoza Debayle.
En entrevista brindada a EL NUEVO DIARIO, el titular del Parlamento garantiza al personal de ese Poder del Estado que no llegará con una escoba, no obstante, advierte que no permitirá supernumerarios, ni empleados fantasmas.
¿Cómo surge su candidatura a la presidencia de la Asamblea Nacional?
Después de lidiar ocho o nueve días pensaron por consenso que yo sería la persona indicada, por mi carácter, porque no tengo conflictos con ninguna de las bancadas. Por eso fui escogido por todos ellos. A mí me causó sorpresa, puesto que yo no tenía dentro de mis planes llegar a una posición tan alta, pero por gracias o desgracias me escogieron por consenso y yo con todo gusto les acepté.
¿Personalmente quién lo propuso?
Yo fui propuesto, inicialmente, por Miguel López, quien lo sugirió en caso que él no saliera electo presidente.
¿Qué papel jugó el Presidente de la República en su elección?
Ninguno, el Presidente de la República personalmente debió haber tenido a su candidato escogido. Él hizo algunas sugerencias a las diferentes bancadas, pero el señor Presidente no influyó, él dio su opinión de cómo debía estar conformada la junta directiva.

Se dijo que usted asumió una actitud intransigente y paralizó la elección de la directiva porque no quería que se integraran los miembros de ALN. ¿Esto es cierto?
No, no es cierto, en absoluto, no le dije que yo no tuve participación en la escogencia. Yo fui escogido, quienes escogieron fueron las diferentes bancadas, no hice siquiera ninguna sugerencia, en el caso de ALN, yo no opiné, ni fui consultado.
¿Cómo va a garantizar que el PLC no lo presione cuando quieran someter a la agenda parlamentaria el proyecto de amnistía para el ex presidente Alemán?
El proyecto de amnistía tiene un proceso, es decisión de la junta directiva recibirlo y mandarlo al plenario. Yo personalmente no influyo, porque soy uno de los siete votos. Si la Junta Directiva la aprueba pasa, si no, no pasa.
¿Personalmente está usted a favor o en contra de la amnistía de Alemán?
Mientras esta amnistía no llegue a la Junta Directiva y pase a Plenario, no quisiera dar ninguna opinión, porque me voy a partidizar. Quisiera tener un período sin que las personas crean que me estoy parcializando. Prefiero que sea la opinión de toda la Junta Directiva y de todos los diputados los que decidan.
¿Quiere decir que si todos los diputados están de acuerdo usted votará a favor de la amnistía?
No quiero partidizar una cosa tan delicada como esa. Voy a actuar conforme a mi criterio y a mi conciencia.
Hubo malestar de la ciudadanía con la aprobación de los indultos que ustedes aprobaron el año pasado, porque se incluyó a reos que no calificaban para obtener ese beneficio, ¿cuál será su actuación respecto a este tema?
Yo no voté por esos indultos. Creo que a los diputados se les debería entregar la información exacta para poder actuar con rectitud. Yo no estoy de acuerdo con que se beneficie a personas que han afectado a nuestra sociedad.
¿Apoyaría usted una ley de indultos que establezcan los parámetros para los reos que pueden ser beneficiados?
Eso sí, totalmente de acuerdo que sea justa para el reo y la sociedad
¿Hará cambios en el personal legislativo?
Tenga la seguridad de que he pensado en la estabilidad laboral, no tengo la menor intención de despedir a nadie, todo el personal debe sentirse tranquilo, no soy de los que vengo con una escoba a barrer. Quiero que sepa que sé tratar a las personas. Soy un productor que estoy acostumbrado a trabajar con miles de personas en el campo. Yo quiero que el personal y los tres sindicatos estén tranquilos.
Se ha hablado de supernumerarios, entre los asesores por ejemplo
Ese es otro tema, si hay supernumerarios no tienen que estar aquí. Así como hay supernumerarios, sé también que hay fantasmas, yo tendré la habilidad de darme cuenta quiénes son, yo voy a reclamar por esos trabajos y al que esté de fantasma y de supernumerario, le daré su despido.
Anteriormente se le señaló de haber colocado a sus allegado en algunos cargos gubernamentales en Chinandega, ¿usted va a pedir una mayor cuota de sus allegados en el gobierno?
Como diputado por el departamento de Chinandega, me estoy obligado a darle preferencia a gente con la debida capacidad de trabajo y a conseguirles trabajo en las delegaciones, hay algunos que yo he puesto, claro que sí, pero ese es otro tema. Aquello fue algo donde se sustituyó a gente que no hacía debidamente su trabajo, incluso algunas personas que rayaban con lo correcto en la parte administrativa, entonces, tuvieron que ser relevados.
¿Cómo se introduce usted en la política nicaragüense?
Pertenecí, desde los años sesenta, al Partido Liberal Nacionalista (PLN), luego llegó el período de los años ochenta y me mantuve y trabajé en Nicaragua y representé al sector privado de Chinandega ante el gobierno sandinista, e hice política con el ingeniero Bolaños, yo por occidente y él por oriente, ambos coincidíamos en los ideales políticos.
Después vinieron las elecciones del año noventa y me integré a la campaña electoral de la Unión Nacional Opositora (UNO), luego del gobierno de doña Violeta Barrios, trabajé fuerte para la candidatura del doctor Arnoldo Alemán, después vino la candidatura del ingeniero Bolaños y me metí de lleno en el PLC. Una vez que fui electo diputado me integré en la bancada del PLC, luego me trasladé a la bancada Azul y Blanco.
¿Cómo lo proponen para ser diputado por el PLC? ¿Fue producto del dedazo de Alemán?
Yo fui escogido por los convencionales, por unanimidad, a mí no me impuso el dedazo.
¿Usted tenía una relación de amistad con el doctor Alemán?
Sí, claro. Yo le ayudé mucho cuando fue candidato y llegó a ser Presidente de la República, yo trabajé para él y el PLC.
¿Eso no incidió para que lo nombraran diputado?
No, porque cuando él fue electo Presidente yo me retiré a mis quehaceres particulares, sin ostentar ninguna posición en su gobierno.
¿Por qué se distancia de Arnoldo Alemán y pasa a formar parte del Movimiento disidente 23 de julio?
Es cuestión de afinidad con las personas, no es por malestar con nadie, sino que me sentía bien, yo fui vicepresidente del PLN, en tiempos de la UNO, propuse a doña Violeta y dada esa circunstancia, me gustó como se trabaja dentro del partido. Hoy se llama APRE, estoy satisfecho.
¿No estaba satisfecho en el PLC?
Como no, pero siempre hay algo que satisface más, y me metí a trabajar de lleno sin pretender ninguna posición.
¿Cómo están las negociaciones entre el APRE y ALN para formar una coalición electoral?
Ha habido pláticas y espero en Dios que lleguemos a común acuerdo, para hacer más fuerte este partido, con la esperanza de que hagamos de todos los partidos liberales, incluso el PLC, un solo partido, para llegar fuertes a las elecciones y para garantizar a Nicaragua la continuidad de la democracia y de la libertad.
¿Usted cree que deben unificarse APRE, ALN y PLC?
Todos, Camino Cristiano, la Resistencia, el APRE, el PLI, todos los partidos demócratas, incluyendo el PLC, para llegar fuertes a las justas, para que en Nicaragua pueda continuar la democracia y la libertad.
Breve historial político
El Diputado Eduardo Gómez es ingeniero agrónomo, de profesión, nació en Chinandega y es casado con la señora María Auxiliadora Argüello, con quien procreó cinco hijas.
En 2002, cuando asume su curul en el Parlamento, fue designado miembro de las comisiones de Producción, Educación y de la comisión especial de Asuntos Interparlamentarios.
El 9 de enero de 2003, fue electo tercer secretario de la junta directiva de la Asamblea Nacional.