Política

Bolaños propone llevar referendo al diálogo

* Miguel López recuerda que PLC, CCN, AC y APRE suscribieron compromiso que incluye la consulta ciudadana

Esteban Solís

El presidente Enrique Bolaños propuso, ayer, que se lleve al Diálogo Nacional el tema del referendo que el pasado miércoles propuso ante la Asamblea Nacional, para indagar a los ciudadanos si quieren o no que se apliquen, en enero de 2007, las reformas constitucionales, y manifestó que ese planteamiento no contradice la Ley Marco, porque las enmiendas en cuestión están “congeladas”.
Según el mandatario, quien ayer asistió al llamado Tope de los Santos, en San Sebastián, Diriamba, perfectamente pueden analizar su propuesta todas las fuerzas políticas y el Ejecutivo en el Diálogo. “Después de todo, esto ya no puede ser un acto más democrático, preguntarle al pueblo su derecho de que escoja cómo quiere su Constitución”, manifestó.
Bolaños manifestó que él no busca medir fuerzas, sino hacer las cosas que más convienen al país. En ese sentido, dijo que la propuesta no rompe el acuerdo político alcanzado en octubre del año pasado, entre el Gobierno y los partidos políticos con representación parlamentaria. “Generalmente los referendos así son, antes que entre en vigor una ley. Es el momento de preguntarle al pueblo su derecho de que opine cómo quiere su Constitución”, dijo.
Sale a relucir Constituyente
El presidente del Parlamento, Eduardo Gómez, prometió que la Junta Directiva de ese poder del Estado será receptiva con la iniciativa del mandatario y darán oportunidad al Plenario para decidir si quiere o no un referendo. “Con toda seguridad allí va a salir la última decisión y yo espero en positivo en espera de ello, así pienso, ese es mi criterio”, precisó.
El jefe de la bancada Azul y Blanco, Miguel López, recordó que esa bancada se opuso a las reformas constitucionales, por considerar que no era lo que quería el pueblo. Dijo que sus nuevos aliados en el Parlamento: Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Camino Cristiano CCN, Alianza por la República (APRE) y Alternativa Cristiana (AC) suscribieron un acuerdo el pasado seis de enero, en que contemplan impulsar el referendo.
“Vamos a respaldar esa iniciativa y la de reformas a la Ley de Carrera Judicial”, adelantó López, quien se pronunció porque la próxima Asamblea Nacional reciba un mandato de Constituyente, para elaborar una nueva Constitución que ponga un candado a toda posibilidad a un nuevo pacto y abuso de cualquier partido político en las instituciones.