Política

“Propuesta rompe el acuerdo de gobernabilidad”

* “El Presidente tiene alzhaimer o no tiene palabra”, exclama coordinador de la bancada sandinista * Magistrado Martínez dice no sentirse aludido por señalamientos de escándalos en el Poder Judicial

El informe anual que ayer presentó ante el Parlamento el presidente Enrique Bolaños, en el que propuso someter a referendo las reformas constitucionales y reformar la Ley de Carrera Judicial, entre otras, no fue bien acogido por los legisladores y magistrados judiciales.
El coordinador de la bancada sandinista, Edwin Castro, y el Tercer Secretario del Parlamento, el liberal Eduardo Mena, censuraron la propuesta del mandatario, por considerar que rompe el acuerdo de gobernabilidad al desconocer la Ley Marco, que establece postergar las reformas constitucionales hasta enero de 2007. “El Presidente tiene alzhaimer o no tiene palabra. Hubo un acuerdo que el firmó ante la OEA (Organización de Estados Americanos), cardenal Miguel Obando y partidos políticos, que se convirtió en la Ley Marco, donde decía bien claro el tratamiento que se le daría a las reformas. Con esa propuesta falta a su palabra y rompe el acuerdo de gobernabilidad. No sé si ese es el camino que quiere el Presidente”, advirtió Castro.
Magistrados se contradicen
Mena aseguró que aunque estaban en desacuerdo con la Ley Marco, el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) se adhirió a la aprobación, en aras de la estabilidad del país, no obstante, recordó que en su momento plantearon que fuese sometida a referendo, por ser ilegal e inadecuada. El Tercer Vicepresidente del Parlamento, Orlando Tardencilla, fue el único que dijo respaldar la propuesta del mandatario, a la que calificó de “magnífica”.
El magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Iván Escobar Fornos, consideró que lo único que cabe es que Bolaños proponga un plebiscito, porque el referendo es un instrumento de consulta que se solicita antes de que entren en vigencias las reformas constitucionales. Su colega sandinista, Rafael Solís, opinó lo contrario y aseguró que el referendo se hace para que el pueblo se pronuncie sobre una ley aprobada. De acuerdo al artículo 136 de la Ley Electoral, la iniciativa para un referendo corresponde a un tercio de los diputados o directamente al pueblo, cuando sea solicitado por la ciudadanía con el respaldo de 50 mil firmas. Bolaños también demandó que se reforme la Ley de Carrera Judicial, para superar las debilidades del sistema ante los constantes escándalos en que se han visto envueltas sus autoridades. Manuel Martínez, Presidente de la CSJ, dijo que no se sintió aludido por Bolaños cuando se refirió a los escándalos del Poder Judicial, pese a que firmó el cheque para el retiro de los 609 mil narcodólares, junto al director administrativo, Jorge Arias.
“Las cifras están elegantes”
Escobar estimó que debe reformarse la Ley de Carrera Judicial, contrario a Solís que plantea realizar modificaciones profundas a la Constitución, en 2007, es decir, que sean ejecutadas por los dos partidos que obtengan los primeros lugares en las elecciones nacionales.
Castro criticó el contenido del informe de Bolaños, porque está “plagado de datos de dudosa comprobación, pues habla del crecimiento de los ingresos en un 90%, mientras se observan a más niños pidiendo en los semáforos, a un millón de niños fuera de las escuelas y desabastecimiento en los hospitales”.
Aunque Mena reconoce el crecimiento macroeconómico dijo que no se observa mejoría en la economía familiar. Tardencilla consideró “entusiasta” el informe de Bolaños, porque en la practica ocurre que de tres nicaragüenses, uno haya experimentado mejoría en su nivel de vida.
Martínez desestimó el informe del mandatario, por considerar que no se apega a la realidad, al reflejar “cifras elevadas y hermosas” que contrastan con la realidad de los nicaragüenses. “Fue un informe muy preciso, muy elevado, las cifras muy elegantes y muy hermosa, creo que si todo es cierto vamos para adelante”, ironizó.